8 de diciembre de 2011

Un instante del mar.

El otro día desde la terraza de mi estudio en Benalmádena descubrí un mar diferente, pese a estar ya casi en invierno, era un mar como impresionista, con unos colores que en nada se parecen a los habituales. Recoge la luz de una tarde, antes del crepúsculo, reflejada en el agua y en el cielo que me recuerda mucho a una tendencia pictórica conocida como de "los campos de color" en la que los artistas pintan en tonos brillantes cuadros abstractos en los que el sentido le viene dado por el color y sólo por el color, sea a través de los contrastes o simplemente por el juego de sombras.
Esta imagen muestra una sensación de tranquilidad, de quietud pese al viento del suroeste que soplaba en ese momento. Fue un instante que pude captar con mi cámara y que sin cambio alguno pongo en esta entrada.

28 de noviembre de 2011

Visita a Córdoba.


Iglesia de San Lorenzo (interior)
Cabecera de la iglesia de San Agustín.
Leona de Nueva Carteya.

Asociados subiendo por la Cuesta del Bailío.


Fragmento de friso encontrado en el Guijo.



Afrodita sentada
Vista del castillo de Almodovar.

Ayer domingo la Asociación Cultural Torre del Moral giró una vísita a Córdoba para conocer el nuevo museo arqueológico, así como algunas iglesías recientemente restauradas como la de San Agustín. La excursión finalizó con la visita al castillo de Almodovar.
Mientras que la iglesia de San Agustín y el castillo resultó del agrado de todos los asistentes no ocurrió lo mismo con el museo, el cual despertó división de opiniones, tanto por el nuevo edificio como por las nuevas formas expositivas, donde el menor número de piezas y el recuerdo del viejo palacio de los Paez hizo que muchos de los asistentes lovieran como mínimo "chocante". Desde mi punto de vista es cierto que el nuevo edificio produce un impacto visual negativo en la plaza y su entorno, pero el museo resulta mucho más didáctico, más sencillo de entender para la mayoría de los posibles visitantes, más accesible, y resulta interesante la  integración de los restos del teatro en el propio edificio, si bien eché de menos el patio del palacio y la ubicación de determinadas piezas no permitían, como antes, una visión completa de las mismas; también faltaban algunas piezas más, pero en fin, con lo expuesto cualquier visitante se hace idea de la riqueza del patrimonio arqueológico de nuestra provincia, pero como se suele decir, nunca llueve a gusto de todos. Yo recomiendo por supuesto una visita a este museo y de paso conocer un poco más a Córdoba.

15 de noviembre de 2011

Presentación de mi libro en Pozoblanco.

El pasado viernes día 11 tuvo lugar en el mirador del teatro El Silo de Pozoblanco la presentación de mi libro "Del tiempo que va y viene". Fue un acto sencillo rodeado de mis familiares y amigos, en el que como estaba previsto intervinieron junto a mi El concejal de Cultura, Juan Bautista Carpio y el escritor Alejandro López Andrada. Pinchando en este enlace se puede escuchar el acto emitido por Punto Radio Pozoblanco.
También los alumnos del IES Antonio Mª Calero de Pozoblanco se han hecho eco en su blog de mi trabajo, puede verse en el enlace correspondiente.
Próximamente el libro se podrá adquirir  enlas  librerías de Pozoblanco.

5 de noviembre de 2011

3 de noviembre de 2011

Presentación de mi libro en Pozoblanco.

El viernes día 11 de noviembre tendrá lugar en el mirador del teatro El Silo de Pozoblanco la presentación de mi poemario "Del Tiempo que va y viene", sobre las 21 horas, en un acto organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento, en el mismo estaré acompañado por Alejandro López Andrada y por todos aquellos que quieran asistir.

21 de octubre de 2011

¡Por fin!

El dibujo que el genial Forges publica hoy en diario El País, muestra muy bien lo que yo pienso sobre este asunto, pues aunque me procura una gran alegría, también siempre queda la duda de que quien ha mentido, extorsionado y asesinado durante tantos años ahora no vaya a arrepentirse, pero una vez más el Estado de derecho vence, aunque haya quien no les guste porque les quita argumentos para seguir manipulando la realidad e intoxicando a la opinión pública. Queda mucho camino que recorrer sin duda para que el conflicto se solucione, pero la grandeza de la democracia mostrará y marcará,  no debe ser de otra manera, el camino a seguir a pesar de los contratiempos que puedan surgir y las tentaciones partidistas, pero al final, como se suele decir, todo se andará y definitivamente esta pesadilla va a acabar.


16 de octubre de 2011

"Sol ilumina al mundo".


Este es el títular con que abre hoy el diario El País (y que yo he asumido como mía) en relación con las manisfestaciones que tuvieron lugar ayer en numerosas ciudades del mundo, como protesta global ante la situación de crisis que vivimos. 
También en una ciudad pequeña como Pozoblanco tuvo lugar una manifestación donde un centenar de personas salieron a la calle y leyeron el manifiesto hecho público en todos los lugares (se puede leer aqui: http://puntoradiopozoblanco.blogspot.com/2011/10/el-15-o-tambien-se-celebra-los_15.html ).
La situación de crisis ya no es sólo económica por lo que creo que un cambio en los sistemas democráticos actuales es más que necesario para mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos, de los paises ricos y de los pobres, de los poderosos y de los que se abstienen en unas elecciones, de la derecha y la izquierda.
Por todo esto considero muy realistas las reivindicaciones que se plantean en el manifiesto, y lo asumo como ciudadano indignado por la presión de los mercados, de los políticos ineficaces e irresponsables, de la especulación, del incuplimiento de los objetivos del milenio y en definitiva por las mentiras de aquellos que han sido llamados a representarnos pero que no defienden nuestros intereses sino los suyos propios a través de la manipulación de un sistema sociopolítico que hoy por hoy se ha quedado obosoleto y no es capaz de dar respuesta a la situación de crisis que vivimos, y que sólo piensan en ganar unas elecciones aquí o allá para imponer su forma de ver la vida.
El movimiento 15 M sin duda ha mostrado al mundo que hay otra forma de ver las cosas y que ese mundo se pueden cambiar de forma pacífica, con propuesta y reivindicaciones realistas y llenas de sentido común como las que se plantean en el manifiesto, sin que por ello se tenga que renegar de la democracia y sus logros más que evidentes, pero está bastante claro que hay que cambiar las cosas para llegar de verdad a una democracia más avanzada y abierta, más participativa y en definitiva más real.
* La foto también es de El País.

13 de octubre de 2011

¿Dónde conseguir mi libro?





Mi libro "Del tiempo que va y viene" puede conseguirse además de las librerías de Lucena, alguna de Cabra y Madrid, y en www.todoebook.com y www.edicionesmorenomejias.com
La presentación del libro tendrá lugar en Lucena el día 4 de noviembre en el palacio de los Condes de Santa Ana a las 20'30 h.

27 de septiembre de 2011

Mi nuevo libro.

Ya está en la calle mi nuevo libro de poesía titulado “Del tiempo que va y viene” editado por Wanceulen y Ediciones Moreno Mejías de Sevilla.
Este trabajo está compuesto por varias partes, una primera formada por una serie de poemas que genéricamente se titulan “Poemas del Regreso”, pues suponen en cierto modo esa vuelta a la escritura, aquí retomo algunas de las figuras poéticas de mis anteriores escritos, recordando tiempos y lugares pasados, siendo el tiempo el hilo conductor.
La segunda parte está formada por una serie de haikus que llevan por título “Versos del recuerdo (haikus para un inmigrante)”, y que supusieron en su momento una especie de ensayo sobre este tipo de poemas, sencillos pero a la vez tan completos y a los que durante un tiempo me dediqué tras leer a Issa Kobayashi o Buson entre otros muchos autores.
Y la última parte es la titulada “el camino que nos lleva”, son los últimos poemas que he escrito en los que trato el tema del camino de la vida, ese que uno ha recorrido hasta ahora y al que de vez en cuando mira de reojo.
Espero que aquellos que tengan la oportunidad disfruten con su lectura como yo lo he hecho escribiéndolo.



22 de septiembre de 2011

Por la enseñanza pública.

Con el nuevo curso se han reabierto de nuevo las heridas que a la enseñanza pública se le viene infligiendo desde hace tiempo por los sectores más conservadores de la sociedad española, que hoy parecen mayoritarios y eufóricos ante las perspectivas electorales que se le plantéan a corto plazo (ya tocan el poder total con la punta de sus dedos). Con la excusa de los recortes para paliar el déficit en algunas comunidades autónomas se está demostrando, ahora a las claras, que nunca se creyó realmente en la enseñanza pública y para todos por parte de esos gobiernos.
Pero es que desde que se coló la LOGSE en nuestras vidas, desde muchos sectores de la profesión, nostálgicos del BUP, también se ha ido colaborando en socavar lo que de positivo pudiera tener. Los continuos cambios en las leyes, la falta de medios, la inexistencia de un auténtico pacto de estado que resguardara la edución de los avatares políticos ha hecho que hoy este tema esté en el candelero. Han sido muchos años de aguantar la ineptitud de los políticos, la falta de voluntad de unos y otros para buscar soluciones viables a los problemas de la enseñanza pública, y no digamos el desprestigio a que continuamente nos vemos sometidos los trabajadores de este sector, pese a la importante labor y responsabilidad que la sociedad ha depositado en nosotros, y todo ello sin tener en cuenta que nuestro poder adquisitivo ha ido disminuyendo desde hace años y sobre todo con el recorte de nuestro sueldo y la posterior congelación del mismo con el beneplácito de una parte importante de esa sociedad que considera que trabajamos poco y ganamos mucho.
Que los resultados de nuestra labor son difílmente cuantificables, que el nivel de nuestro alumnado es bajo con respecto al de otros países, que no se valora el esfuerzo, que se tiene más en cuenta a los malos estudiantes que a los buenos, son algunas de las lindezas que se dicen de la enseñanza pública de este país, sin duda en buena parte con gran desconocimiento, ¿pero qué medidas se toman para paliar esta situación? Por parte del gobierno, leyes y más leyes, burocracia y más  burocracia para el profesorado y por parte de los que parece que gobernarán dentro de poco, lo que se va sabiendo muestra recortes y más recortes, subvenciones a la enseñanza privada, continuo desprestigio del profesorado de la pública frente a la privada, privilegios para la iglesia católica y así nos luce el pelo.
Yo fui estudiante de la escuela pública y ahora soy trabajador en la  misma y he tenido que pasar, como otros muchos, por el rechazo de la privada por no tener enchufe, sin tener en cuenta si valía para ese trabajo o no; he tenido que pasar, como otros muchísimos, por la oposición y sus continuos bandazos, por la interinidad durante bastante tiempo (quizá más del necesario y por supuesto más que el deseado), he pasado como otros muchos por la incomprensión de equipos directivos poco ecuánimes (pocos) y compañeros que defienden a capa y espada su privilegio de antiguedad para cualquier cosa mostrando una falta de solidaridad y compañerismo en los momentos clave, un corporativismo absurdo anclado en esa mentalidad del BUP que parecía la panacea para todo, pero aun así no me desanimo pues siempre creí en la enseñanza pública y seguiré creyendo en ella, y por eso considero necesario seguir defendiéndola, como mínimo con el mismo ardor con que esos sectores la atacan.

14 de septiembre de 2011

Artículo en la revista Hespérides.

Recientemente ha salido el número 13 de la revista de Hespérides, la asociación de profesores de Geografía e Historia de Bachillerato de Andalucía, en la cual aparece mi artículo titulado "Algunos aspectos de la economía lucentina en el ámbito andaluz y cordobés (tránsito del siglo XIX al XX)", dicho artículo supone mi primera incursión en la historia local lucentina y en él recojo la situación  de la economía de Lucena en ese período donde se estaban dando ya algunos cambios de interés, si bien todavía son las actividades productivas del sector primario (básicamente el olivar y la vid) las más importantes.
El artículo aparece recogido en la lista de mis publicaciones donde se puede consultar y también pinchando aqui.
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B-fMWul8TCN7Yzc0MDBjNDItYzNlMS00YTdkLWJiNzQtODExNDkwOTVjZWIy&hl=es

31 de agosto de 2011

A MI PADRE.

Has terminado
de andar tu camino
en este tiempo de estío,
mientras nosotros
seguimos adelante
mirando de reojo
por si aún estás ahí.
Pero ahora lo que está
es tu recuerdo
que irá apaciguando poco a poco
el dolor por tu pérdida.
Son muchos los años
que te hemos tenido
y las cosas de la vida,
no siempre fácil,
que hemos compartido
pero ahora que no estás
seguirás aquí dentro
perdurando en nosotros
lo bueno que pudiste darnos
y recordando
lo que quizá no te dimos.
Paso a paso
seguiremos nuestras sendas
sin ganas de dejarte atrás,
de ahí que cada día
en un instante cualquiera
un leve soplo
nos recuerde el tiempo
que estuviste a nuestro lado,
las pequeñas cosas
que fuimos viviendo contigo
y el valor de la vida
cuando ésta se pierde.

6 de julio de 2011

SER LIBRE.

Ser libre es algo que yo siempre he deseado, aunque no siempre me he sentido así, pues la libertad es eso, un sentimiento, algo que sale de dentro.
Nos quejamos muchas veces de la falta de libertad (claro que también hay quien se queja del "exceso" de libertad, sobre todo de los otros), pero cuando vemos lo que está ocurriendo en lugares como Palestina o la situación de las mujeres en muchos países y culturas, o aquellos que apenas vislumbran un futuro más o menos aceptable, entonces es cuando de verdad falta la libertad y entonces es cuando tenemos aunténticos motivos para indignarnos.
Y es que ser libre es sobre todo tener capacidad de elegir. La vida es siempre una encrucijada en la que constantemente se nos plantean distintas opciones: qué estudiar, a dónde ir, con quién estar, etc., etc. Pero ser libre es también compartir, es saber establecer límites, es tener amplitud de miras suficientemente extensas como para poder entender que uno no es el centro del mundo.
Por eso cuando alguien o algo intenta coartarnos estas capacidades de elegir, de compartir, de abrirse a nuevas ideas, a nuevas personas yo al menos me rebelo, porque a mi si me gusta sentirme libre, notar que yo soy yo, una persona que piensa, habla, se alegra o se entristece, pero que en definitiva navega por la vida, con mejor o peor suerte, pero libre, bueno, moderadamente libre.

16 de junio de 2011

¡Yo también!

Desde hace varias semanas llevo en mi cartera del trabajo el libro de Stephane Hessel, ¡Indignaos! y desde entonces he tenido ocasión de leerlo dos veces.
Ya el prólogo de José Luis Sampedro (del que he tomado el título) aclara bastante bien de que va el contenido del libro. Evidentemente todo esto está en relación con el movimiento del 15 M que se está produciendo en en nuestro país y la situación que se ha ido generando con este asunto.
Pues bien, la lectura del texto de Hessel, lo que he podido seguir por los medios de comunicación y las conversaciones con algunos compañeros a ratos sueltos en la sala de profesores, me ha llevado a plasmar en esta líneas algunas reflexiones sobre todo esto.
Es cierto que España vive una situación de crisis que en cierto modo supone como un fin del ciclo histórico que se abrió con la transición política de los años setenta y que ha llegado hasta ahora. Consolidado nuestro sistema político democrático y plenamente integrados en el mundo occidental, toca ahora mejorar muchos de los flecos que se han ido quedando por ahí sueltos. La globalización, la presión de los mercados, las respuestas no siempre adecuadas a las necesidades de la población conforman un cóctel agitado que de no ser escuchado ni tenido en cuenta por la clase política y en definitiva por quienes rigen los destinos de nuestro país, pueden generar graves conflictos.
Todos, creo yo, tenemos motivos para indignarnos, pues como dice Hessel "de la indignación nace la voluntad de compromiso con la historia", pero estoy con él en que en ningún caso esa indignación debe mostrarse mediante actitudes violentas sino a través de la reflexión y de la toma de posición ante la vida.
¿Cuáles pueden ser mis motivos de indignación? por supuesto, la política, o mejor dicho, los políticos que olvidan muchas veces que están ahi para representarnos en las instituciones y resolver y dar respuesta a los problemas de los ciudadanos y no solo para crearlos siguiendo las directrices de sus partidos y grupos de presión afines para alcanzar el poder o mantenerse en él. Cómo no los bancos, que continuamente nos ofrecen cosas para que gastemos más de lo que tenemos y cuando se les pide un crédito para algo realmente importante y productivo, cierran el grifo. ¿Y qué decir de los mercados todopoderosos? ¿Qué son? Me niego a dar una definición. La intolerancia, la falta de perspectivas de futuro para estas generaciones (las más preparadas de la Historia de España) a las que se les achacaba que no reaccionaban ante los problemas de la sociedad y ahora que lo hacen, se les critica por ello. La escasez de solidaridad, de civismo en la vida cotidiana y el recurso al pasado de forma sesgada y engañosa,  y que supone muchas veces una rémora para avanzar hacia el futuro completan mi cóctel de indignación.
Yo, como Hessel y como Sampedro y como los indignados del 15 M, deseo que todo aquel que lea esta reflexión se de cuenta de cual es su motivo de indignación, pues así también podremos contribuir desde la modestia del anónimo particular pero con la fuerza de ser ciudadanos de un país democrático, a  mejorar la vida de los nuestros y de los que habrán de venir, pues así habrá futuro de todos y para todos.

16 de mayo de 2011

Café filosófico

El pasado jueves tuve ocasión de asistir al II Café Filosófico que mi compañero Antonio Sánchez Millán  organizó en el Círculo de la Amistad de Cabra.
Tengo que reconocer en primer lugar que desde que tuve noticia de la celebración de estos cafés me pico la curiosidad por ver de que se trataba eso, que gente iría, en definitiva de que se hablaba en esas reuniones; sin duda que no me defraudó, pues se trataba de charlar y escuchar a los presentes, la mayoría jóvenes estudiantes (allí estaban algunos de mis alumnos de la ESPA) junto con mi compañera Moncha y el conductor del acto, Antonio.
No se trata de una tertulia al uso, ni tampoco de reflexionar o discutir de un tema previsto de antemano, sino que se elige por votación de los asistentes de entre los temas que ellos mismos proponen. De los tres propuestos, se decidió tratar sobre "el camino de la vida". La metodología a seguir es sencilla: partimos de una pregunta ¿el camino es nuestro? y a partir de ahi fueron surgiendo nuevos temas y nuevas reflexiones. A veces coincidiamos a veces no, como en la vida misma, pero sin duda las ideas de unos y otros nos enriquecíó.
En lo que a mi respecta, mi curiosidad quedó plenamente saciada y mae reitero en mi idea de que todo el mundo puede aportar algo: los mayores porque tenemos un camino ya andado y los más jóvenes porque les queda mucho por andar.
Espero que antes de que llegue el verano podamos asistir a un nuevo café filosófico para reflexionar de las cosas de la vida y de la gente.

26 de abril de 2011

¿Qué me caerá?

El otro día mientras mis alumnos de 2º Bachillerato A "descargaban parte de su adrenalina" haciendo un examen sobre la Guerra Civil española, y dado el ajetreo que tuve toda la mañana, en aquella plácida tarde se me ocurrió escribir unos versos que titulé ¿qué me caerá? (la pregunta del millón cuando se acerca la hora del examen), que son los que siguen:

Con el calor de la tarde
pienso que el tiempo
se me acabará y no podré
escribir más.
Voy a aprobar este examen,
es el objetivo
que me planteo para hoy.
Llevo varios días
que apenas pienso en otra cosa.
¿Qué me caerá?
Subo la escalera
de la Casa Grande,
no me acuerdo de nada
pero cuando doy la vuelta a la hoja
mi cabeza comienza a bullir y
las palabras fluyen
de mi memoria,
la tinta del bolígrafo
resbala sobre el papel
y se queda pegada allí.
Pasa un buen rato,
toca el timbre,
la suerte está echada,
entrego y me salgo,
bebo un poco de agua
y tranquilo
me marcho a mi casa,
a esperar otros días
y otras hojas de papel
que habré de rellenar,
y cuando dentro de poco
acabe esta etapa
me acordaré de muchas cosas
que encontré en el camino
de este curso agobiante
que me acerca al futuro.

2 de abril de 2011

Con la primavera.

Con la primavera llegó la noticia tan esperada desde hace tiempo según la cual el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no será el candidato de su partido a las elecciones generales. Como es lógico hay opiniones para todos los gustos, pero sobre todo será la derecha mediática y política la que más caña daran con este asunto, les ha faltada tiempo para repetir su cansina cantinela de que se adelante las elecciones.
Es patético que un partido que ha gobernado este país y aspira a volver a hacerlo no haya sido capaz en ningún momento de estar a la altura que las circunstancias exigían. No se trata de ayudar al gobierno porque sí, pero al menos darle el beneficio de la duda, y eso ha resultado mucho pedirle a la derecha de España que desde el primer momento decretó que Rodríguez Zapatero era el peor presidente de la democracia española (tal vez porque había derrotado contra pronóstico en unas elecciones limpias al lider "carismático" de esa derecha el cual había señalado con su dedo todopoderoso a su sucesor el cual resultó derrotado una segunda vez).
En los últimos días hemos asistido a una de las campañas más duras de la derecha contra un gobierno legítimo, y para ello no han tenido escrúpulo alguno en dar la razón a ETA con tal de desgastar a lo que ellos consideran sus "enemigos" esto es, cualquiera que forme parte del gobierno y que lo esté haciendo razonablemente bien.
Recuerdo que a esta derecha no les gustaba Bibiana Aído porque era joven, mujer y además dirigió un ministerio que les resultaba raro, a Magdalena Álvarez porque hablaba también raro y a los demás porque si. En definitiva se criticaba y se critica cualquier medida que pudiera dar una imagen de sociedad avanzada de nuestro país y si no puews al Tribunal Constitucional.
Su lider "carismático" se dedicó a menospreciar a España y su gobierno allí por donde iba, eso sí, previo pago y tras el consiguiente alardeo de españolidad, mientras desde dentro de su partido y de los muchos medios de comunicación que le son afines o simplemente manejan se le jaleaba. Ahora eso si, explicación de sus actos, ninguno, pero pedir explicaciones a los demás, todas.
En fin, que la noticia del día no por menos esperada ha dejado de levantar espectación y sin duda hará correr ríos de tinta y comentarios en los foros, ahora habrá que ver que pasa pero me imagino que la campaña electoral (no creo en precampañas pues en este país nuestro parece que estemos siempre en esa tesitura) la dureza será grande, pero yo al menos procuraré como siempre, sufrir lo menos posible ese bombardeo, pues la verdad que lo que apetece es disfrutar de esta primavera que acaba de comenzar, y cuando llegue el día de las elecciones, ya veremos. 

22 de marzo de 2011

Día Mundial de la Poesía.

Ayer se celebró el llamado Día Mundíal de la Poesía, y aunque ignoraba que existiera dicha celebración, me he querido sumar a ella escribiendo unos versos, aqui van:

PERO HOY TODAVÍA.

Al día de hoy
cuento en décadas
los años vividos,
y el camino que me falta
¿cómo lo mediré?
Quizá una tarde
me ponga a mirar
al horizonte
de la vida que me queda
pero aun no me apetece
andar esa distancia,
el cielo todavía
para mi es azul
y no quiero nubes oscuras,
aunque alguna habrá.
Poco a poco la vida
se irá extinguiendo
pero no quiero pensar
más de la cuenta en ello,
hay aquí muchas cosas
que deseo vivir
y cuando una tarde
se acerque el ocaso
de un sol hoy lejano
entonces
tranquilo
viviré esos años
y al final
si es preciso
me iré sin ruido.
Pero hoy todavía
aun me queda tiempo
de andar con los míos
por la senda marcada
mirando de reojo,
de vez en cuando,
a ese sol hoy lejano
que una tarde cualquiera
se hundirá tras la raya
difusa del mar.

11 de marzo de 2011

Ardor guerrero.

Con este título publicó hace unos años Muñoz Molina un libro donde recreaba sus experiencias en la mili. El otro día cuando se celebró el X aniversario de la abolición del servicio militar obligatorio en nuestro país me acordé de ese libro y también de los trece meses que viví ligado al ejército.
No tengo especialmente buenos recuerdos de aquel período de mi vida, pues yo no era partidario de la mili, como tampoco lo soy -es mi personal utopía- de la existencias de los ejércitos, pues aunque reconozco que en el momento actual por fin el ejército español está al servicio real de la patria y no al de los intereses de grupos político y sociales determinados, me queda ese cierto recelo, ¿qué le vamos a hacer! 
Mucha historia tiene el servicio militar obligatorio en nuestro país, dejando numerosas tradiciones más o menos lúdicas como la celebración de la función de los soldados en Pedroche u otras muchas relativas a los quintos. Pero también ha dejado hechos nefastos como la redención que durante el siglo XIX permitía que previo pago o por algún otro tipo de privilegio alguna gente (generalmente de los grupos privilegiados de España) se libraban de cumplir con esta obligación, haciendo que los má pobres sufrieran la miseria que suponía ir a la mili en aquel tiempo (recuerdo una imagen de los soldados españoles viniendo de la guerra de Cuba, o de aquellos otros que penaban esos años en Marruecos y que comento a veces con mis alumnos cuando tratamos esos temas en la Historia de España).
Recuerdo que se decía eso de que "vas a hacerte un hombre" cuando uno se iba a ir a la mili.Tal vez en otros tiempos más lejanos eso tuviese algo de realidad, pues había mucha gente que la primera vez que salía de su pueblo era precisamente para ir al "servicio", pero desde luego que en el tiempo que a mi me toco vivir esa situación afortunadamente ya se habían superado muchos de esos tópicos.
Yo no voy a contar batallitas de la mili, que obviamente las tengo, simplemente he querido recordar, sin acritud y sin ningún otro tipo de pretensiones, esa etapa de mi vida, a días difícil, a días hasta divertidas pero de ningún modo fructífera para mi, y dudo que lo fuera para la mayoría de las personas que compartieron conmigo ese tiempo.
Hoy ya es pasado pero a veces ese tiempo vuelve a nosotros como cualquier otro momento de nuestras vidas que vamos almacenando en algún rincón de nuestra memoria, y eso ocurrió el otro día cuando sin mucho interés, miré de reojo al titular -pequeño- del períodico que había encima de la mesa y que recordaba que existió ese servicio a la patria llamado la mili.

20 de febrero de 2011

La España triste.

Anoche estuve viendo de nuevo la película de la Colmena y de nuevo me ha dado que pensar. Como es sabido esta película, basada en la novela de Camilo J. Cela, está situada cronológicamente en la posguerra, un período de tiempo donde la miseria y el hambre imperaba por nuestros lares. Pero he aqui que lo que se nos muestra también es una España triste (no se puede esperar otra cosa tras una guerra civil), oscura, donde la gente se busca la vida como sea, pero también se nos muestra la mala conciencia de aquellos que son privilegiados porque forman parte de los vencidos, y por ello se creen con el derecho de abusar de los demás. La hipocresía y la mala fe de esa gente hace que la mayoría de los personajes que se ve en la película aparezcan triste y con miedo pues decir lo que uno siente o desea no deja de ser un problema.
Inquieta la arbitrariedad de las autoridades, la prepotencia de los jefes y la hipocresía de algunos padres de familia que buscan fuera de su casa lo que seguramente creen que no tienen en ella, la actitud del niño bien que siempre tiene excusa para no cumplir con su deber y engaña a su familia echando balones fuera pero sin responder a la pregunta de su novia sobre cuando estudiaba.
El miedo a la miseria lleva a muchos de los personajes a mentir y estafar al que tiene al lado con tal de matar el hambre que llevan a cuestas, resignándose a la vida que les ha tocado vivir, no le queda otra.
En definitiva, la tristeza que durante muchos años fue la tónica habitual de nuestra España queda perfectamente reflejada en esta película, en los diálogos y en los personajes, y también en la estética de los bares y las casas, donde la inquietud por lo que pueda pasar al día siguiente es algo que llena la vida de los personajes, tal como ocurría con los españoles que vivieron esos tiempos.

13 de febrero de 2011

Nuevo número de Saigón.

Una magnífica fotografía de Thyzzar en la portada nos da la bienvenida un nuevo número de la revista Saigón, el 16, en esta ocasión es la paz y la guerra los temas que se tratan. Una vez más en esta revista podemos encontrar diversos escritos de colaboradores habituales, pero también de otros, todos ellos nos muestran su idea de la paz, pero también de la "no paz".
El miedo, la inquietud, los deseos de que la guerra sea un sueño entre otros muchos conceptos son los que podemos encontrar entre los poemas y demás escritos, pero también la inquietud por la continuidad de la revista pues los recortes económicos también parecen haber llegado a las instituciones que apoyan su publicación, pero habrá que seguir adelante, los logros obtenidos hasta ahora a base de un buen trabajo no deben caer en saco roto, así que ánimo y que dentro de poco podamos estar de nuevo repasando las páginas del nº 17.

29 de enero de 2011

Mis publicaciones.

En estos días estoy procediendo a colgar en mi blog algunos de los trabajos que a lo largo del tiempo han ido saliendo en distintas publicaciones para así poder compartirlos con aquellos que quieran leerlo. Hay un poco de todo, algunos son trabajos de investigación histórica o geográfica y otros sobre el patrimonio histórico, también habrá algunos literarios. En todos ellos aparece la referencia bibliográfica correspondiente. También hay un documento donde aparece una relación de mis publicaciones que considero de interés aunque no todos ellos los ponga en el blog. Algunos de estos trabajos se publicaron ya hace años por lo que quizá hayan quedado quizá un poco obsoletos, otros son más recientes.
Esta sección de mi blog se irá completando conforme vaya publicando más trabajos.

23 de enero de 2011

La derecha eufórica.

La derecha, tras sus días eufóricos marcados por la presencia de su "lider carismático" una vez más se identifica en exclusiva con España y pretende hacernos creer a todos que lo que es su deseo desde que perdió el poder lo es también el nuestro.
Las encuestas le dan una gran ventaja, pero porque hay una diferencia abismal entre los votantes de izquierda y los de derecha: los primeros pasan factura a sus partidos si lo hacen mal, mientras que los segundos, pase lo que pase, siempre le apoyan.
¿Qué ha demostrado el PP en estos últimos años? que es el campeón de la crispación, que sabe manipular y engañar como nadie pero curiosamente siempre terminan siendo las víctimas. Lo que más me fastidia es que al final consiguen sus objetivos: que la sociedad piense que todos los políticos son iguales pero que de entre lo malo, lo menos malo sea lo suyo; generan el desencanto en la política, pues cuanto menos piense la gente mejor, ya con rezar tienen bastante, piensan los dirigentes derechosos y siempre habrá buenos y malos, y eso les interesa porque saben que tienen resortes mediáticos más que suficientes para conseguirlo.
La euforia les puede, probablemente ganen las elecciones que tanto desean, y cuando otros le hayan hecho el trabajo sucio de los recortes y reformas impopulares, vendrán y dirán lo de siempre, que ellos son magníficos y los únicos que pueden salvar a España, y muchos españoles de buena voluntad se lo creeran, pues este partido, como ninguno, tiene una gran capacidad de crear opinión, tribunas tiene para ello y bien que las aprovecha.
En este país nuestro los sectores sociales más a la derecha siempre serán privilegiados porque siempre se da por sobreentendido que la corrupción, la crispación el engaño y la manipulación es algo connatural a ellos y por tanto está más que amortizado electoralmente y si acaso llega alguno de sus asuntos a los tribunales, pues nada siempre pueden contar con unos cuantos amigos que le echarán una mano, siempre dirigida por sus juristas que no dan la cara, pero si el palo.
En fin que tras estos días, la derecha eufórica presiona a todos los niveles posibles, eso si, siempre diciéndonos que son de centro pues les interesa mucho mostrar esa idea de que sólo ellos son demócratas. El tiempo lo dirá.

17 de enero de 2011

¿Da miedo la derecha?

Desde que el PP perdió el poder y con el desencadenamiento de la crisis económica posterior hemos ido viendo como en nuestro país la derecha se ha ido radicalizando o más bien ha ido mostrando su verdadera cara. En la anterior legislatura la derecha social y política hizo acto de presencia en las calles, desde la iglesia católica hasta los jueces y demás grupos se manifestaron contra el gobierno de España, cualquier escusa era válida con tal de criticar al gobierno al que no se le dio ni siguiera los cien días de gracia. A pesar de todo, el PSOE volvió a ganar las elecciones, y la irritación de la derecha subió de tono, los insultos por parte de los medios de comunicación afines a la derecha, las zancadillas continuas del PP al gobierno: nunca apoyan una medida del gobierno aunque éste tenga razón, y cuando las medidas que toma les gusta simplemente se abstienen para así no asumir la más mínima responsabilidad.
Pero ahora que nos acercamos a las elecciones locales y autonómicas y las encuestas le son muy favorables, la derecha no se conforma y sube el nivel de ruido sin importarle lo más mínimo España, esa patria a la que dicen defender y si no ahí van varios ejemplos: el lider "carismático" de esta derecha se dedica a menospreciar al gobierno legítimo de su país fuera y dentro de nuestras fronteras; cuando se produce una agresión detestable como la del consejero de Murcia, pues nada, todo es culpa de los socialistas y de su ministro del interior al que tanto miedo tienen, y de paso se aprovechan los medios de comunicación afines para lanzar sus supuestas verdades, manipulando la Historia comparando el régimen republicano con la situación actual (lo hizo el Papa de la iglesia católica en su última visita no lo olvidemos). En los últimos tiempos además se han inventado esa idea de equiparar la revolución del 34 con el golpe militar del 36 que dio paso a la dictadura franquista, pero se olvidan, en relación con esto, de que dicha revolución fue aplastada por el propio gobierno republicano mientras que el levantamiento franquista acabó en una guerra civil en la que los vencedores se conviertieron en privilegiados durante varias décadas, sin la más mínima intención de integrar a los vencidos, y en fin muchas otros hechos que serían largos de contar.
Por todo ello la derecha de este país da miedo pues tiene mal perder, y cuando gana pues más de lo mismo, se atribuyen el papel de salvapatrias a que tan acostumbrados están y tanto les gusta y los demás deben de callar, y si no fuera porque estamos en un verdadero Estado de derecho, quien sabe a donde llegaría la cosa, pues esta derecha nuestra está muy bien entrenada.

9 de enero de 2011

De vuelta.

Al fin acaba la navidad y las cosas van volviendo a la normalidad. El lunes, como todos los días sonará el despertador de buena mañana y nos levantaremos y enseguida nos iremos para el trabajo. Saludos a los compañeros y reanudación de nuestra labor con la vista puesta en la lejana semana santa (este año cae muy tarde). Mientras tanto irán viniendo a nuestra cabeza las muchas cosas que hasta que llegue ese día tendremos que hacer, muchas de ellas recogidas en la agenda desde antes de las vacaciones. Planes a corto y medio plazo que nos devuelven a la rutina de siempre pero que en cierto modo es deseable para reanudar así nuestro propio ritmo vital, demasiado acelerado por la navidad y sus muy diversas celebraciones.
 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.