30 de diciembre de 2017

Reflexiones sobre una historia global

Recientemente ha salido a la calle el nº 29 de la revista Saigón y en el aparece un trabajo mío que al contrario que en otras ocasiones no es un texto literario, sino un artículo de opinión que lleva por título: "Reflexiones sobre la necesidad de una historia global".
Se puede leer pinchando aquí o en la sección correspondiente del blog. Saigón 29 



26 de diciembre de 2017

10 años de la Ballesta de Papel

Hace unos días fue presentado el nº 15 de la revista "La Ballesta de Papel" que publica la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Priego de Córdoba. 
Con este número la Asociación celebra el 10º aniversario de la creación de esta revista que tanto aporta a la cultura del Sur de Córdoba.
Agradezco a esta asociación que haya contado conmigo para su revista donde una vez más tengo el gusto de compartir páginas con numerosos amigos de la cultura. Mi modesta aportación poética lleva por título si no tuviera tus palabras
 https://drive.google.com/file/d/1QIQWzIppfAC07tLqe2wKxlRQPbvdbXFs/view?usp=sharing

22 de octubre de 2017

Nuevo poema en la revista Aldaba

Recientemente ha salido a la calle el nº 34 de la revista Aldaba que publica la Asociación artístico-literaria Itimad de Sevilla en la que aparece un  poema mío titulado "Quiero unas palabras que engañen al silencio". Se puede leer pinchando en el siguiente enlace.
https://drive.google.com/file/d/0B8R7mO-KurDqMWVuUTBUX3NxNmc/view?usp=sharing

3 de septiembre de 2017

Nuevo poemario de Emilio


Hace unos días mi buen amigo Emilio Calvo de Mora tuvo a bien regalarme un ejemplar de su último poemario titulado “Curso de escritura automática”. Tras su lectura, en estos versos he podido vislumbrar una vez más su forma de ver la vida, su concepción de la escritura, sus aficiones musicales, literarias y cinematográficas, nos habla de su familia y sus amigos, en definitiva, aparece Emilio en estado puro, al que conocí hace ya bastantes años y al actual.
No voy a hacer una crítica del contenido del libro, eso ya lo harán tal vez otros, yo simplemente voy a recomendar su lectura y de paso por si alguien que lea estas líneas lo tiene a bien, visite su blog “El espejo de los Sueños” www.cinepoesiajazz.blogspot.com

9 de agosto de 2017

Lectura recomendable: "Patria"

Sentado a la sombra de una palmera en medio del bullicio playero, al fin me decidí hace unos días a iniciar la lectura de la novela "Patria" de Fernando Aramburu. 
Me he resistido a esta obra como me suele ocurrir con los best seller o con aquellos libros que me recomiendan mucho, pero tengo que reconocer que una vez que me embarqué en la navegación por entre sus páginas, esta va a ser sin duda una de mis novelas favoritas y eso que aún me queda mucho para llegar al final.
Es una novela altamente recomendable al tratar un tema duro y difícil, pero con gran valentía como es la relación entre las familias de las víctimas y las de los verdugos una vez abandonadas las armas por parte de ETA y su entorno. 


28 de junio de 2017

Víspera de vacaciones

A mis compañeros del insti
deseándoles que pasen un buen verano

He apagado el ordenador después de guardar los numerosos documentos que he tenido que elaborar tras haber repartido las notas, escribir actas, memorias, informes, ...
Está terminando un curso más, en nuestras mentes y en nuestras conversaciones de profesores no dejamos de tener presente lo que nos habremos de encontrar tras el verano: nuevos alumnos -o quizá los mismos pero un poco más mayores-, nuevos compañeros junto a los de siempre y por supuesto, nuevos papeles.
Mientras tanto voy andando por la calle buscando la sombra (que el sol pica ya un poco) me resulta un tanto extraño no tener que ir esquivando a los alumnos por las aceras repletas, ni sentir sus charlas. Tampoco el policía está en el cruce para controlar el trasiego de coches y personas a la salida de clase como todos los días.
Hoy casi se puede tocar el silencio como si fuera un día de fiesta, así que me fijo un poco en la calle por la que habitualmente voy al trabajo o vuelvo a casa y solo me encuentro a gente que va a la compra, barre su puerta o charla en una esquina mientras espera que el semáforo dé paso.
Conforme avanzo por la acera me voy olvidando del insti y pienso en las vacaciones que comienzan en un par de días; y lo pienso porque sí, porque creo que ha llegado la hora del descanso y porque me lo merezco.

30 de mayo de 2017

Día de mercadillo

Al bajarme del coche veo agolpados un buen números de tenderetes multicolores de que surgen voces cada vez más cercanas de los vendedores ambulantes.
- ¡¡A tres euros niña, hoy tengo "to" a tres euros!!
- ¡¡Maríaaaa, ropa de tienda, de marca niña de marca; aprovecharse, venga a aprovecharse!!
Me adentro por una de las calles y veo numerosas manos rebuscando entre la ropa amontonada sobre los puestos alineados que forman como una especie de campamento efímero.
- ¿A qué precio me lo dejas? dice una señora mientras muestra una prenda, a modo de trofeo, extraída del montón.
- A 10 Euros, le dice el vendedor.
- ¿Qué dices? Me parece un poco carillo. Te doy 5 Euros, replica la señora.
- Pero mujer, si es casi gratis, responde de nuevo el vendedor, y tras un rato y ante la insistencia de la clienta: venga dame siete y es tuya.
Los olores de los puestos de comida impregnan a las gentes que deambulan de un puesto a otro por las calles atestadas.
Conversaciones trascendentes sobre Dios y la vida se mezclan con el anuncio a gritos de los productos de saldo que se ofrecen este domingo repitiendo su cantinela:
-¡¡Aeuroaeuroaeuroaeuroaeuroaeuroaeuro...!!
-¡¡Venga María, llévate tres camisetas por el precio de una, venga llevárselas que están "regalás"...!!
El día va pasando y mientras el sol va situándose allá en lo alto la gente va abandonando el mercadillo con el producto de sus compras metidas en bolsas de plástico de colores, al tiempo que los vendedores desmontan sus puestos y cargan su género sobrante en las furgonetas camino de sus casas.
- Hoy ha "estao" la cosa floja, comentan algunos a los que las ventas no le han sido muy propicias.
- Vaya que sí, que esta gente no se ha "rascao" hoy mucho la faltriquera.
Buscando la salida piso alguna de las bolsas vacías que cubren el suelo mientras el aire arrastra papeles ya inservibles que habían envuelto algunos de los productos vendidos.
El ruido de los coches se va alejando del campamento en el que unos y otros, creyéndose los ganadores, han librado la batalla del consumo a bajo coste y que al final parece haber quedado en tablas.

28 de mayo de 2017

Antes que llegue el olvido

Este es el título de mi poema que aparece en el nº 33 de la revista Aldaba editada por la Asociación Artístico-Literaria Itimad de Sevilla. Se puede ver aquí:
https://drive.google.com/file/d/0B8R7mO-KurDqUnlvZ19ZRHl0VGc/view?usp=sharing
Esta asociación cultural sevillana viene realizando numerosas actividades muchas de las cuales aparecen recogidas en su revista. Además se trata de una publicación abierta a otras asociaciones como Naufragio con la que mantiene una intensa relación cultural.

17 de mayo de 2017

El patio del convento

El olor a azahar que inunda la plaza cubierta levemente por el gris de una nube perdida de primavera parece querer murmurarme algo al oído.
El patio del convento reluce con el verde los naranjos, la albahaca y el romero que forman un cuadro impresionista tras la reja al pie del campanario. Y en el centro una fuente de la que manan cuatro canales hacia las esquinas del jardín.
Una pluma de cigüeña se posa suavemente en la superficie argentina del agua en la que se reflejan los arcos que bordean el patio, acogiendo en su seno los sueños de aquellos que tras las celosías escuchan el murmullo de las rosas que el aire, a ratos, zarandea mientras llega la tarde.
En un rincón umbroso el verdín de la pared pareciera un dosel que cubre el banco de piedra desde donde ahora puedo contemplar como va surgiendo un hilo violeta que se va ensanchando conforme el sol desciende sobre el horizonte.
Y mientras afuera, sobre los tejados, el sonido del aire vespertino nos trae el ruido lejano de las casas abiertas a la plaza, el silencio fluye ahora como los chorros de la fuente que dormita en medio del patio, escondiéndose tras los pilares de piedra, cuando la sombra del ciprés centenario nos marca, cual gnomon, la cercana llegada de la tarde.

23 de abril de 2017

El libro inacabado



Ha vuelto la primavera, y como otras veces, me siento en el banco que hay a la sombra de los árboles del parque cercano a mi casa.
Saco mi libro y comienzo a leer mientras oigo el ruido de los niños que juegan, a las madres que les llaman a ratos y los coches que pasan por las calles de al lado.
Un gorrión que se posa en el respaldo del banco me distrae un instante, le ahuyento y cuando remonta el vuelo me percato que a mi lado hay un libro que antes no había visto.
Lo abro y lo hojeo, es un manuscrito, lo que despierta aun más mi curiosidad, y cuando llego a la última página veo que en ella no hay nada. No obstante, leo las últimas líneas y para mi sorpresa, se me invita a continua la historia que se viene contando y luego volver a depositarlo donde lo encontré.
Me llevo el libro a casa y me pongo a escribir algo que enlace con lo que aparece en las páginas anteriores. Llega un momento en que ya no sé que más poner y decido dejarlo al día siguiente en el banco del parque.
A los pocos días de haberlo dejado allí, vuelvo para disfrutar de otra suave tarde de primavera, con la esperanza remota de encontrar el libro inacabado.
Mientras me sumerjo en la lectura siento la brisa mover las hojas de los árboles y el trinar de los pájaros, y al rato, allí está. Lo abro rápidamente por la última página deseando encontrarme de nuevo la continuación de la historia y cuando poco después lo cojo para llevármelo a casa siento la vocecilla de un niño que me dice:
- Señor, señor, se te ha caído el libro mientras dormías.