11 de septiembre de 2018

Vuelve la rutina

El mar queda ahora muy lejos perdido en un horizonte de montañas que sirven de telón de fondo a los últimos días de verano tras la vuelta a casa.
Poco apoco voy abandonando la indolencia veraniega. Ahora estoy sentado delante de mi mesa escribiendo en un cuaderno estas palabras que me devuelven a la rutina. El calendario está delante con anotaciones de citas pendientes. Libros, cuadernos y otros objetos pueblan mi mesa en caótico orden.
A ratos, sin embargo, todavía miro por la ventana para ver los colores que imitan el mar ahora que el sol, como ebrio, se va yendo. 
La perra echada junto a mi en el suelo me mira de vez en vez, tampoco ella parece haberse olvidado de los ratos que sentado en la terraza me veía enfrascado en la lectura o ensimismado mirando el mar en el que flotaban los barcos que parecían de juguete.
Se ha levantado un poco de aire al tiempo que han caído unas gotas manchando el suelo del patio de lunares ocres; pareciera que se anuncia el otoño pero en realidad es solo un aviso pues los colores del cielo aun me llevan a las tardes indolentes del estío en que el límite entre el aire y el agua se difumina en un horizonte hoy roto por las montañas del sur que vislumbro desde mi casa.

29 de agosto de 2018

Se va yendo el verano

               
                       
Me he asomado muy temprano a la ventana de mi cuarto y he visto a lo lejos una gran mancha dorada con briznas azules que parecían moverse. Más tarde, cuando el sol va ocupando su espacio, son los azules los que se van extendiendo, cubriendo los dorados y plateados que conforman el mar.
Pero el día en la costa es cambiante y por la tarde el cielo se va tornando gris oscuro envolviendo el espacio ocre de la arena y reverdeciendo el agua del mar. Caen unas gotas mientras a Poniente se vislumbran los rayos de la tormenta veraniega. Pero nadie se inmuta; esto pasa pronto -piensa todo el mundo- mientras miramos al horizonte de donde parte la espuma que lame nuestros pies llevándose la arena que se esconde entre los dedos.
El sol se va yendo entre las pocas nubes que el cielo acoge. El mar cambia a azul turquesa y líneas rojizas y las sombrillas van siendo cerradas en tanto la playa se va quedando a solas.
Más tarde, sentado en mi terraza veo como el verano se va yendo al compás que la luna decrece. A ratos veo pasar una estrella fugaz pero no pido ningún deseo, simplemente miro al cielo para ver de nuevo a Marte proyectado en el centro de la pantalla de la noche, iluminando algún punto perdido sobre el agua en que riela la luna.
Me vienen palabras como si fueran olas y las capturo por si acaso pudiera convertirlas en versos antes de irme a la cama. 
Mientras tanto escucharé  el discurrir de los recuerdos de otras noches añorando la música que escuchaba a deshora en la radio.

17 de agosto de 2018

Amanecer brumoso


El día se va abriendo tras su sábana de bruma. El sol que hasta ahora parecia oculto, comienza a aparecer como sin ganas envuelto por los ruidos de la calle: a un lado los coches discurren por la avenida, a otro, la gente que juega en las piscinas a la espera que pase la mañana y en medio las terrazas que van recobrándose de la indolencia de la noche pasada, huyendo del calor de los sueños estivales.

13 de agosto de 2018

Día de terral

El terral se estrella a ratos contra el toldo azul de mi terraza. La perra abandona su posición de sueño y huye del ruido que se genera refugiándose tras el sofá y yo levanto la vista del libro que tengo entre manos y veo como los colores del día no cambian pese al viento desapacible. El sol se refleja en la piel de algunas personas que están tumbadas sobre el césped que cubre el suelo de los jardines; otras, situadas a la sombra de los árboles, parecen observar el movimiento monótono de las hojas. Mientras el agua de la piscina se riza al compás del aire rasgándose cada vez que un niño se tira desde el borde sumergiéndose un instante tras el cual mi perra vuelve a la terraza y yo paso una página más  de mi libro.

9 de agosto de 2018

Al comenzar la mañana

Va entrando tranquila la mañana desde un mar apenas reflejado por una luna que se hunde en el horizonte de un sol que resucita.
Entre las torres cercanas en que la gente duerme tras la indolencia de un paseo vespertino y unas copas sentados en las terrazas -cuál tertulianos improvisados de una realidad vacía- se vislumbran los azules marinos cuajados de manchas blancas que se balancean en la superficie, yéndose en busca del horizonte tras rozar la playa.
Desde mi ventana observo una toalla solitaria sobre la arena y un cuerpo que se sumerge en el agua, gozoso, entre los rumores del mar, sin percibir ruidos ajenos que envuelvan el día de plata que la bruma destapa de su lecho dormido.

12 de junio de 2018

Presentación en Madrid

El pasado fin de semana estuve en Madrid para presentar mi libro "Cuando no tenga presente", acto que tuvo lugar en la biblioteca municipal Mario Vargas Llosa. Junto a la editora Alicia Ares, me acompañó en la mesa la poeta Mariví García Gallego que desgranó el contenido del libro ejemplificándolo con la lectura de algunos poemas. Entre el público buena parte de mi familia que reside en la capital.
Al día siguiente estuve en la caseta de la editorial Cuadernos del Laberinto situada en la Feria del Libro.
A continuación pongo algunas fotos de ambos eventos.
Madrid Km. 0


Intervención de Alicia Ares

Intervención de Mariví García

En la feria del libro

24 de mayo de 2018

Presentación de mi libro en Pozoblanco

El pasado día 18 tuvo lugar en la biblioteca municipal de Pozoblanco la presentación de mi libro: "Cuando no tenga presente" en un acto organizado por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento.
En la presentación estuve acompañado por el poeta y amigo Francisco Onieva. Parte de mi familia y amigos formaron el público asistente al evento en esa tarde de viernes. A todos quiero agradecerle su asistencia y apoyo.
Canal 54 TV de Pozoblanco ha realizado un vídeo sobre la presentación que se puede ver aquí.


7 de mayo de 2018

Mi participación en KM Cero

Hace algunas semanas tuve el gusto de participar en el II encuentro de Escritores de los Pedroches que tuvo lugar en Villanueva de Córdoba y con tal motivo escribí un texto titulado La vuelta a casa que aparece en el libro titulado Kilómetro Cero.
En esta ocasión, aunque participé en la mesa redonda conformada por los poetas asistentes, he escrito un texto en prosa en el que trato sobre el recuerdo del tren que discurrió por nuestra tierra y sobre los emigrantes que marcharon en él hacia Madrid.

15 de abril de 2018

Reseña sobre mi libro

                                                      


Desde que mi libro vio la luz se han dicho bastantes cosas sobre él, pero sin duda ha sido mi amigo Emilio Calvo de Mora quien tras leer "Cuando no tenga presente" lo ha diseccionado en una magnífica reseña que recoge en este enlace.
Con sus palabras ayuda a entender magníficamente, a cualquiera que lo lea, el significado de los temas que he querido reflejar en mis versos. Así que muchas gracias querido amigo por haber venido una vez más a mis palabras, ahora también tuyas.

8 de abril de 2018

Presentación de mi libro en Lucena

El pasado viernes día 6 tuvo lugar en la Casa de los Mora la presentación de mi libro "Cuando no tenga presente". El acto fue conducido magníficamente por Luis Ángel Ruíz, Manuel Lara Cantizani que hablo de mi y de mi obra y Manuel Guerrero que desglosó las principales ideas que conforman los poemas del libro con las palabras certeras que le son propias.
Junto a mis tres amigos poetas que me acompañaron en la mesa participaron en la lectura de algunos poemas mis compañeros de Naufragio José Manuel Pozo y Cristóbal Martínez junto con algunos de mis alumnos (Ángel, Cintia, Alberto y David).
Entre el público, compañeros y amigos que quisieron arroparme con su presencia en este momento.
En los siguientes enlaces se puede ver más información.
http://www.lucenahoy.com/articulo/ocio/conrado-castilla-presenta/20180407124047055714.html
https://acnaufragio.blogspot.com.es/
Momento previo a la presentación con Encarni Camacho y M. Lara







Diversos momentos de la presentación

Tras el acto, momento con Luis Ángel y Cintia