12 de diciembre de 2008

Llega la navidad.

Ya se acerca un año más la navidad. Acaba el trimestre. Sobredosis de exámenes, notas, suspensos y aprobados y demás parafernalia propia del Insti. Llegan unos días de descanso para recargar las pilas, y si nos queda tiempo, recapacitar un poco sobre lo que nos espera en los méses venideros.


Ánimo para todos aquellos que se lo pasan bien en la navidad y para los que no les gusta tanto. Para los que se han visto decepcionados en sus notas y los que están contentos con las suyas, para los que tienen planes y para los que no.


Y por último, ahora que los políticos y los empresarios nos recomiendan que gastemos para ayudar a paliar la crisis, ojo con las carteras y los estómagos, no vaya a ser que la cuesta de enero se nos haga infinita.


Dejo una preciosa imagen de La Chimorra, en la sierra de Córdoba, tras las nevadas del invierno pasado (gentileza de Solienses).


29 de noviembre de 2008

Jornadas de Historia de Lucena 2008.

Con el título de "Lo lucentino y los lucentinos en el exterior de Lucena" se están realizando en nuestra localidad las jornadas de historia que bianualmente organiza la Fundación Pérez Solano y el Ayuntamiento. En estos días han intervenido numerosos estudiosos de la historia local para tratar sobre diversos personajes de relevancia que habiendo nacido aquí, por una causa u otra habían destacado fuera, e incluso algunos que aún están, afortunadamente, vivos como los artistas Isabel Jurado y Rafael Aguilera sobre los que hoy se ha desarrollado una de las ponencias, con ellos presentes en el acto.
Yo mismo he participado en estas jornadas con una modesta aportación titulada "Aproximación a la economía lucentina en el tránsito del siglo XIX al XX. Aportaciones a la economía andaluza y cordobesa"; en ella recojo algunos aspectos de la evolución económica de nuestra localidad en un momento de tránsito entre las dos centurias, en el que considero que se ponen las bases del desarrollo económico de la ciudad, que si bien avanzará muy lentamente a lo largo del siglo XX, hoy, pese a la crisis, ha alcanzado cotas importantes.
Con estas jornadas, poco a poco se va colocando una pieza más del puzle que conforma la historia de Lucena, si bien es verdad que considero necesario una obra global sobre la historia lucentina que muestre los distintos aspectos de la evolución histórica de la localidad, que huya de los esterotipos y de los tópicos más propios de "eruditos" que de estudiosos de la Historia.
Quizá con el tiempo ...

22 de noviembre de 2008

Educación Vial.



El otro día cuando en clase de Educación para la Ciudadanía estuvimos hablando de educación vial me di cuenta de que debo ser un "rara avis". Expuse a mis alumnos como ejemplo dos hechos que yo mismo había visto o incluso había vivido en los últimos días y que son los siguientes:

1. Estando parado en el semaforo en rojo que hay en la puerta del Instituto me adelantó una moto que se saltó dicho semáforo y luego giró hacia la derecha pero eso sí metiéndose por la rampa de la acera sin molestarse en ver si venía gente o no por la misma (evidentemente, y dado que eran las 8'24 de la mañana había muchos peatones).

2. Cuando me disponía a recoger a mi hijo del colegio estaba buscando aparcamiento (tarea árdua en aquel momento y lugar) cuando me encuentro a dos personas mayores que venían de la cercana residencia del Valle andando con bastante dificultad por medio de la calzada, ya que las aceras estaban ocupadas por los vehículos. Ante esto, me paro y espero a que dichas personas pasen, en ese momento, una señora en un coche negro que viene en sentido contrario , se queda practicamente pegado al mio, y cuando pretendo seguir adelante y le pido por favor que retrocediera un poco pues no podía pasar me responde con bastante malos modales que también podría yo irme para atrás. Ante esto y no apeteciéndome en absoluto discutir con tan maleducada señora seguí mi camino.

Respuestas casi unánime de mis alumnos y alumnas:

A la primera: "ese tio está loco"; "y hombre no iba a dar la vuelta con lo lejos que estaba la esquina para eso está la rampa".

A la segunda: cuando les pregunto que le sugiere el hecho expuesto y que habrían hecho ellos me dicen que ellos se hubiesen bajado del coche y le habrían dicho cuatro cosas.

Alguno hubo que no estaba de acuerdo con estas respuestas, pero resignadamente reconocía que era lo habitual.

Moraleja: no estoy preparado para impartir clases de educación vial, y lo poco que sé no vale nada.

16 de noviembre de 2008

El libro de las Aguas


Hace poco ha sido estrenada la película "El libro de las aguas", basada en la novela homónima de Alejandro López Andrada. Parece que las críticas han sido buenas, aunque me parece a mí que la película no llegará muy lejos visto como está el panorama cinematográfico en nuestro país, no obstante, si llegan a echarla en Lucena iré a verla.

Tuve el gusto de leer la novela a poco de ser publicada y tengo que reconocer que me gustó mucho, y me llevé una grata sorpresa pues era mucho mejor que las otras que había leído de este autor. Con unos valores estéticos parecidos a los de sus otras novelas y con el uso, que no abuso, en este momento de determinadas figuras literarias que resultaban un tanto reiterativas en las obras anteriores de Alejandro, considero que esta es sin duda su mejor novela, tanto por el tema como por la forma, por la manera en que retrata a nuestra tierra, los Pedroches, el propio título, y sobre todo algo que no había percibido en sus publicaciones anteriores, es una novela muy cinematográfica, muy adecuada para llevarla al cine, así que espero que haya suerte con la película. Y aunque todavía no la he visto y por tanto no puedo opinar de ella, si que recomiendo la novela.

14 de noviembre de 2008

Presentación de la Historia de Lucena en comic, una muestra más de cultura espectáculo.


Recientemente fue presentada la Historia de Lucena en comic, una obra editada por el Ayuntamiento de Lucena y algunas empresas privadas de la localidad. La obra en sí tiene sus virtudes como por ejemplo mostrar una visión bastante completa de la andadura histórica de Lucena, con datos bastante exactos y sin caer demasiado en los tópicos, eso sí, adaptada y bastante bien a los niños. Se trata por tanto de una obra sería y bien hecha. No podía ser de otra manera teniendo en cuenta la seriedad y la capacidad de trabajo del autor de los textos, esto es, Luis Fernando Palma Robles (y no es por hacer la pelota).

Muy interesante y bien montada la representación de la escuela de Teatro Duque de Rivas.

Sin embargo hay varias cosas que no me gustaron del acto de presentación: en primer lugar creo que sobraron algunos de los que intervinieron, pues no aportaron gran cosas, más bien el figurar.

En segundo lugar, el hecho de que las invitaciones enviadas a los centros educativos fueran sólo para el anfiteatro, con lo que los que estuvimos allí nos perdimos parte de la magnífica representación pues se hacía fuera del escenario o en el borde, lo que supuso una incomodidad para los que estábamos allí, esto es, los profesores y profesoras de Lucena. Pienso yo que sí está dirigido a nuestros jóvenes estudiantes, ¿no hubiese estado bien haber tenido un detalle con sus profesores y haberles buscado un lugar mejor en el pequeño teatro Erisana?

Por lo demás, el acto, una muestra más de cultura espectáculo de la que tanto gustan nuestros ediles.

5 de noviembre de 2008

LUCENA, EL TERMÓMETRO ROTO DE LA MADERA

Este es un artículoque apareció hace unos meses en el períodico el Público (el 12-05-2008), y es muy interesante pues define muy bien la situación económica actual de Lucena.

Los rumores de despidos corren de boca en boca entre los 42.000 habitantes de Lucena. Enclavado en pleno corazón del olivar cordobés, este pueblo andaluz tiene fama por su carácter industrial y emprendedor, pero estos días la sombra de un futuro incierto acongoja a sus habitantes: “Se oyen burradas, se habla de cientos de despidos” dice Antonio, vecino y encargado del Mercadona local.
No está descaminado. Según los responsables locales de empleo, de las 465 empresas dedicadas a la madera en Lucena, 306 –es decir, el 66%– están inmersas en procesos de despido o regulaciones de empleo que afectan a unos 600 trabajadores, el 14%, de los 4.200 empleos que sustentan el sector. Lucena “es el termómetro de la madera”, dice Javier Espinosa, presidente de la Unión de Empresarios de la madera de Córdoba, que acaba de despedir a dos de sus empleados como primera medida ante la caída de sus ventas.
Una visita a la ciudad deja claro que la preocupación se ha apoderado del ambiente. La industria de Lucena se especializa en el mueble y si no se venden pisos, tampoco los muebles para llenarlos. A Francisco Muñoz, gerente de Don Provenzal, las ventas se le han desplomado un 40% desde que se inició la crisis del ladrillo a la vuelta del pasado verano.
Y no sólo se destruyen empleos. Cada vez se trabajan menos horas. Ayer, como quien dice, los camiones hacían cola a la puerta de las fábricas esperando a cargar. Hoy, no se ve prisa entre los operarios. Algunos están utilizando la jornada laboral para reducir los despidos. Es el caso del Grupo NF. “Nuestra producción ha caído en torno a un 20% y para evitar en lo posible los despidos, hemos llegado al acuerdo de reducir la jornada y la nómina de forma equivalente”, explica Manuel Nieto, el socio encargado de la gestión empresarial.
Esa caída de ingresos de los trabajadores, que unos y otros cifran en torno al 20%, y la falta de confianza en el futuro explican también lo que se vive en el potente comercio local. Lucena es un pueblo, pero allí no hay marca sin su concesionario de vehículos y están los más prestigiosos hipermercados. El gerente de Mercadona aporta las cifras: “Antes, la media de gasto por carro era de 25 euros y ahora, de 21”. Los lucenses rebuscan en las estanterías en busca de lo más barato: “Se mira mucho la peseta, la alegría ha desaparecido”.
Lo que de verdad asusta a las empresas es la actitud de los bancos. Ellos no manejan efectivo, venden a las tiendas de muebles y reciben a cambio letras a 90, 120 ó 180 días. Negocian con los bancos líneas de descuento contra la que cargan dichas letras para poder pagar sus nóminas. Y ahora los bancos han empezado a rechazar ese papel comercial. La queja es generalizada. “Nos están estrangulando”, dice Muñoz desde Don Provenzal.

25 de octubre de 2008

video

¡Estupendo, genial!

23 de octubre de 2008

Un día de lluvia.

Ayer llovió mucho como corresponde a un día de otoño, y hoy aunque ya el cielo está agridulce, permanecían las huellas de la lluvia de ayer y se me ha ocurrido escribir estos versos que siguen y que he titulado un día de lluvia:

Ayer llovía
y la calle estaba
gris y llena de personas
que seguían a las líneas invisibles
que les llevaban a casa.
Bajo el paraguas,
oscuro como el cielo
pensaba en otros días de lluvia,
y en otros lugares
donde el olor a tierra húmeda
y leña humeante
marcaba al otoño brumoso.
Y mientras la lluvia,
alegre a esa hora,
me lleva a otras calles
vividas sin prisa,
en la memoria de un tiempo
que nunca se olvida.
Y aunque hoy ya no llueve
las huellas de ayer
en el suelo
se mantienen vivas.

21 de octubre de 2008

Sobre internet.

Hace unos años un alumno mío me dijo que me había visto en internet, y esto me chocó un tanto pues nunca pensé que podría yo estar en la red, así que se me ocurrió buscar en el google y salieron varias entradas con mi nombre, curiosamente hasta el instituto que ese año me habían asignado.
Desde entonces hasta hoy no había vuelto a hacer un ejercicio de búsqueda semejante, y aunque ya no me ha resultado sorpresivo ver mi nombre en la red, si al menos me he dado cuenta que alguna gente también me han encontrado, e incluso me han enviado mensajes de apoyo y buena voluntad, cosa que agradezco, pero todo ello me ha hecho reflexionar un poco sobre este asunto.
No voy ahora a tratar sobre la importancia de internet para la vida diaria, y mucho menos quejarme de ello, pues yo mismo tengo este blog y por una causa u otra me conecto todos los días. Además me ha servido para contactar con personas con las que hacía mucho tiempo que no me relacionaba e incluso en mi trabajo no podemos ya pasar sin esta herramienta.
Pero a la vista de todo esto me pregunto ¿no estaremos siendo controlados de alguna manera por alguien? ¿No será un tanto narcisista mostrar al mundo lo que uno piensa u opina sobre la vida? ¿No seremos unos chismosos a los que nos gusta saber de vidas ajenas?
Yo no voy a dar respuesta a esas interrogantes, que cada cual lo haga a su antojo, pero lo que si tengo claro es que bien utilizado internet es una herramienta de una gran utilidad que facilita muchas veces una visión alternativa de las cosas, donde podemos conocer diversas opiniones e informaciones sobre lo que pasa en el mundo o en nuestro pueblo, donde podemos expresar y mostrar aquello que nos interese, y elegir aquella opción más adecuada para nosotros, lo que en definitiva nos va a permitir ser sin duda más libres.

17 de octubre de 2008

ADIVINANZA DEL VIERNES

Ha llegado el viernes, las aulas se cierran y por fin todos nos vamos a casa.
Las calles cercanas al instituto se llenan de gente:
Los alumnos y alumnas que marchan en grupos organizando su fin de semana.
Los padres y madres que con sus coches bloquean la calle para recoger a sus hijos.
Y los profesores, ¿qué pensarán los profesores?

SIN RENCORES

A la derecha de este país le cuesta asumir que no siempre tienen que tener el poder ellos. En la legislatura pasada tras unas elecciones que perdieron legítimamente asistimos a espectáculos bochornosos por decirlo suavemente: primero se cuestionaron los resultados electorales y la legitimidad del gobierno salido de las urnas, como con eso no pudieron, la derecha económica, la social y la política, iglesia católica incluida, presionaron hasta lo indecible, incluso en la calle (a la que tomaron gusto) para desgastar a ese gobierno legítimo. Cuatro años después los ciudadanos españoles, a través de las urnas pusieron las cosas más o menos en su sitio, pero siguen insistiendo aunque ya parece que sin tanta fuerza.
Pues bien, ahora cuando se las prometían muy felices pensando que los asesinados por el franquismo habrían de seguir durmiendo el sueño de los justos en las cunetas, fosas comunes y barrancos, viene un juez y les chafa el invento. La reacción no se ha hecho esperar, incluso la Falange va a recurrir a los tribunales para “lavar su buen nombre”.
Mientras tanto la iglesia católica anuncia nuevos “mártires” a los que ya se le dignificó en su tiempo, a los que se le reconoció su carácter de asesinados y cuyos familiares gozaron del privilegio de ser hijos o viudas de caídos. Los demás mientras en el hoyo y sus familias sufriendo la infamia, pasando penurias y sin derecho a saber siquiera dónde estaban sus muertos para enterrarlos dignamente.
Mientras la derecha con la cantinela de que las heridas están cerradas, de que en los dos bandos se asesinó a gente, etc, etc.
No quieren asumir que no se trata de ajustar cuentas, sino de igualar en lo posible a los represaliados de un bando y otro, de cerrar una de las páginas más negras y tristes de nuestra historia.
La derecha y los sectores más conservadores de España ganaron una guerra, organizaron una España a su modo y gusto, y así cuando el dictador murió tuvo lugar una transición a la democracia en la que se encargaron de explotar el miedo de los españoles para de ese modo reconvertirse en piel de cordero.
Mientras los muertos seguían en el hoyo y el sufrimiento de los familiares no cesaba.
Ahora con la Ley de Memoria Histórica y el auto del juez Garzón se espera en parte resarcir a esas familias, a esas gentes que sufrieron las consecuencias de esa guerra y del régimen que la siguió.
No sé el recorrido judicial que tendrá todo esto, ni hasta donde será capaz la derecha para intentar pararlo, pero pase lo que pase, este es ya un proceso que no tiene marcha atrás.
Quizá el día que la derecha de este país asuma de verdad la historia de España, y no sólo la parte que le interese, entonces será cuando realmente podamos decir que las heridas que se crearon, que ellos se encargaron de tapar con una “tirita” durante la transición, cicatrizarán definitivamente.

9 de octubre de 2008

triste y alarmante noticia.

Una clase en un Instituto cualquiera.


Hoy viene en la prensa una noticia que considero bastante alarmante ytriste cuyo titular dice: "la mitad del profesorado considera que los alumnos actuales son peores que los de antes". Cuando uno lee el contenido de dicha noticia no cabe menos que indignarse pues los alumnos de ahora no son ni mejores ni peores que los de antes, son diferentes porque la sociedad y los tiempos que les toca vivir son también diferentes.

Además de esto, se dice que los profesores actuales, sobre todo los más jóvenes son incapaces de controlar la clase y que no están preparados pues no tienen los conocimientos suficientes.

Sería de risa si no fuera tan patética la afirmación.

Es verdad que los alumnos actuales quizá tengan menor respeto por el profesorado y la enseñanza en general, pero eso es lo que viven en sus casas la mayorías de ellos, ¿o es qué cuando cometen una gamberrada u observan una conducta contraria a las normas de convivencia los padres castigan a esos chicos y chicas? Más bien lo que hacen es justificarlos. Un ejemplo:

- "No quiero que digan de mí que soy la madre de un violador", decía hoy una señora en la radio, madre de un chico de 15 años que junto con sus amiguetes han sido denunciados por agresión sexual a una compañera de la misma edad; "según testigos, continua la señora, las relaciones fueron consentidas y además no hubo penetración según dice el forense".

En fin que parece que ahora toca echar la culpa a los niños, la culpabilidad de los profesores se da por sobreentendida.Quizá habría que volver la vista a muchos de esos padres cuando eran alumnos, o mirar por un agujerito la actitud que tienen en su casa con estos temas y otros de la vida cotidiana y casi con seguridad encontraremos respuesta a algunas de las interrogantes que plantean noticias como esta.

Mientras tanto sólo cabe seguir en la brecha y mirar hacia adelante.

4 de octubre de 2008

No es un punto y final, sólo un hasta mañana.

El otro día asistí a la comida homenaje de una compañera que se ha jubilado. Después de 38 años dedicada a la enseñanza de la cultura clásica, ha dicho adiós a las aulas, y con ese motivo nos reunimos allí tanto sus compañeros pasados que ya no estamos en ese instituto, el Aguilar y Eslava de Cabra, como los presentes.
Se trata de Milagrosa Poyato, Mila para los amigos y sus alumnos, con la que he tenido la oportunidad de tratar como compañera en los dos últimos años y en algún curso pasado antes, y de ella recordaré siempre su meticulosidad, el cariño con el que sus alumnos y alumnas la trataban y el respeto que transmite, y la alta consideración en que la tienen todos los que han (hemos) trabajado con ella.
Ha terminado una etapa muy importante de su vida, pero ahora inicia otra para dedicarse, como ella dice, a sus libros, su familia y sus amigos, en definitiva a sus cosas.
En el tiempo que nos está tocando vivir, como ella recordaba, la situación de nuestra profesión ha decaigo enormemente en tanto que la consideración social de los profesores y profesoras está por los suelos, pero sin embargo siempre recordaremos lo bueno, a aquellos de nuestros alumnos que cuando pasan unos años nos los encontramos con sus estudios terminados y con sus vidas encarriladas, incluso a veces como compañeros.
Pero sin duda el recuerdo de aquellos compañeros con la que compartimos conversaciones e inquietudes en los recreos nos muestran que una jubilación no es el punto final de la vida, al contrario, es un hasta luego, es quemar una etapa más, quizá la más larga, para comenzar otra vez, como si de un nuevo curso se tratara, cuando al llegar septiembre nos encontramos con otros alumnos y compañeros que periódicamente vuelven a su cita, pero ahora esas otras personas son las que siempre han estado ahí y que forman su círculo más cercano, su familia.
Por ello es motivo de alegría una jubilación, y por ello en este episodio del insti no podemos decir nada más que como siempre, hasta mañana.

Habrá parada del AVE en los Pedroches.

Al fin parece que mi castigada tierra de los Pedroches tendrá su ansiada parada del tren de alta velocidad. Después de mucho tiempo de lucha, y también de decepciones, ayer viernes 3 de octubre el presidente de la Junta de Andalucía dio la noticia: habrá parada del AVE en Villanueva de Córdoba. Ahora queda esperar que en un plazo razonable se cumpla.
Enhorabuena a todos los que desde los Pedroches habeis participado en en la lucha para conseguir este importante logro.

1 de octubre de 2008

Familia, ¿qué familia?

Hoy me ha tocado tratar el tema de la familia en Educación para la Ciudadanía, y me he encontrado con algo tan absurdo, porque ha afectado a uno de los alumnos más razonables de ese grupo de 3º de ESO, el cual me ha dicho que su madre no quiere que se trate ese tema en clase pues no reconoce los diversos modelos de familia que existen en la sociedad actual.
Para mí ha sido en cierto modo una decepción pues este alumno es hijo de una profesora de la enseñanza pública y de la que pese a no haberla tratado nunca personalmente, tenía una idea diferente por otras facetas suyas.
Pero sobre todo lo que resulta chocante es la beligerancia de los opositores a esta materia, pues si esta señora se hubiese molestado en ver lo que en relación con los modelos de familia pone en el libro vería que no es para tanto. Además lo único que ha hecho es poner en un brete a su propio hijo el cual no entiende esa oposición.
¿Hay algo más absurdo que negar la realidad? La sociedad ha evolucionado, también para esta gente, y hoy el concepto de familia ha cambiado, lo que no parece cambiar es el hecho de que este grupo de personas respetables se nieguen a entender que en una sociedad democrática es necesario respetar unas normas que entre otras cosas viene marcadas por las leyes, las cuales han sido aprobadas por la mayoría de los representantes de los ciudadanos, por tanto hay que cumplirlas, no desvirtuarlas para incumplirlas, no obligar al resto de la sociedad a incumplir la ley apelando a un supuesto derecho de objeción de conciencia, pero eso sí, que luego no tenga consecuencias para esos alumnos y alumnas que son al fin y al cabo quienes van a recibir esos conocimientos.
En los últimos años hemos visto a la jerarquía eclesiástica más beligerante de lo habitual contra un gobierno legítimo elegido por los españoles, hasta el punto de llegar a coaccionar a los colegios de ideología católica que quieren cumplir la ley impartiendo esa materia. ¿Veremos la excomunión?
Cabe preguntarse ¿a qué tienen miedo? ¿Por qué mienten y manipulan la verdad? Saben que están jugando con la buena voluntad de miles y miles de personas que siendo seguidoras de esta religión son manipuladas de la forma más vil.
¿Por qué se llenan la boca de la palabra libertad, de la palabra derecho, de la palabra igualdad aquellos que niegan a los demás el derecho a la educación, aquellos que contratan a dedo al profesorado y lo explotan negándole sus derechos laborales, aquellos que discriminan al más pobre, al inmigrante procurando que no entren en sus centros? Quizá el arzobispo de Toledo o el de Madrid podría darnos una respuesta, aunque probablemente yo deseara mejor la respuesta que nos puedan dar otros jerarcas más respetuosos con la Ley, sí esa ante la cual todos somos iguales.
Este ha sido mi primer "episodio" en relación con EpC, pero seguro que no será el único. Tiempo al tiempo.

30 de septiembre de 2008

Aquí es donde vivo.

Esta es la imagen de Lucena (Córdoba). La localidad en la que vivo desde hace algunos años. Tiene algo más de 40.000 habitantes y está situada al sur de la provincia, en las últimas décadas ha experimentado una gran pujanza económica, si bien ahora está sumida, como todos, en la "crisis".

28 de septiembre de 2008

Haikus de un día de examen.

Que el silencio
no es sino un rumor cercano
en un pasillo.

Sueño entre ideas.
con relleno de letras (Elisabeth)
sobre un folio blanco.

Pasos tempranos
por entre la lluvia gris (Samuel)
¡y no amanece!

Se cierra el libro,
la suerte está echada (José Manuel)
y el tiempo pasa.

Frío en las manos.
La fuente seca y sola (Angel)
que ya no fluye.

Se pasan raudos,
personajes, historias. (Francisco J.)
¡Si es que no paran!

El tiempo fluye
de la caja dorada (Irene)
de la memoria.

No se me olvida
ni la tierra mojada (Mónica)
ni ese día gris.

Escribo cosas
en los folios en blanco (María Victoria)
cuando es de día.

Yo pienso y existo,
según dijo Descartes. (Marisi)
No sé si pienso.

Fluyen a tus dedos
un caudal aprendido (Yolanda)
de ideas vivas.
 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.