21 de octubre de 2008

Sobre internet.

Hace unos años un alumno mío me dijo que me había visto en internet, y esto me chocó un tanto pues nunca pensé que podría yo estar en la red, así que se me ocurrió buscar en el google y salieron varias entradas con mi nombre, curiosamente hasta el instituto que ese año me habían asignado.
Desde entonces hasta hoy no había vuelto a hacer un ejercicio de búsqueda semejante, y aunque ya no me ha resultado sorpresivo ver mi nombre en la red, si al menos me he dado cuenta que alguna gente también me han encontrado, e incluso me han enviado mensajes de apoyo y buena voluntad, cosa que agradezco, pero todo ello me ha hecho reflexionar un poco sobre este asunto.
No voy ahora a tratar sobre la importancia de internet para la vida diaria, y mucho menos quejarme de ello, pues yo mismo tengo este blog y por una causa u otra me conecto todos los días. Además me ha servido para contactar con personas con las que hacía mucho tiempo que no me relacionaba e incluso en mi trabajo no podemos ya pasar sin esta herramienta.
Pero a la vista de todo esto me pregunto ¿no estaremos siendo controlados de alguna manera por alguien? ¿No será un tanto narcisista mostrar al mundo lo que uno piensa u opina sobre la vida? ¿No seremos unos chismosos a los que nos gusta saber de vidas ajenas?
Yo no voy a dar respuesta a esas interrogantes, que cada cual lo haga a su antojo, pero lo que si tengo claro es que bien utilizado internet es una herramienta de una gran utilidad que facilita muchas veces una visión alternativa de las cosas, donde podemos conocer diversas opiniones e informaciones sobre lo que pasa en el mundo o en nuestro pueblo, donde podemos expresar y mostrar aquello que nos interese, y elegir aquella opción más adecuada para nosotros, lo que en definitiva nos va a permitir ser sin duda más libres.

3 comentarios:

Emilio dijo...

Ay amigo Conrado, estamos en guerra y la Red es el campo de batalla. Libramos la lucha en casa, con el pijama puesto, abriendo páginas, mirando correos, creyendo que todo es inocente y limpio, pero la realidad es muy puta, con perdón, y vamos dejando huellas, cagaditas, pasos, gestos, abrazos, escarceos, pecados. La Red es nuestra biografía. Ahí estamos. Somos números, bits. La poesía está en otro sitio. Siempre está en otro sitio.

Anónimo dijo...

Compañero Conrado, debes saber que el gobierno francés está proyectando una GRAN base de datos donde aparezcan todos los datos posibles sobre los ciudadanos franceses. Comenzaría a hacerse durante la educación primaria de cada persona, en el colegio, y seguiría completándose a lo largo de toda su vida, por supuesto, con especial atención a aquellos con síntomas anarcas o pendencieros (que estas dos palabras aparezcan juntas no quiere decir que sean parecidas). Recogería desde tu coeficiente intelectual hasta tu ideología política. A las personas calificadas de "sospechosas" se les seguirá rastreando de por vida por entre la "poética" red de redes, seguirán sus "cagaditas" como dice el amigo Emilio... al acecho, esperando a que se le ocurra, por ejemplo, convocar una manifestación a favor de la soberanía de Córcega... para cortar sus nobles pretensiones antes de que surtan efecto (Fuente de la información: Radio Nacional de España). Yo mismo debo ya de estar enfilado en nuestro gobierno... de hecho el "liberal" periódico El País ya me ha CENSURADO opiniones, por ejemplo, por criticar el libro "Por qué soy cristiano" del integrista J.A. Marina, que te comenté el otro día por teléfono. Tengo que decir que cuando me ha censurado algo este medio, nunca he ofendido a nadie... ¿Por qué me han censurado pues? Seguía la noticia diciendo que esto lo hacen localizando en los blogs o correos electrónicos (que pensamos que son privados, pero de eso nada...) palabras clave como Al-Qaeda, monarquía o bomba-lapa, para seguir el rastro del supuesto anarquista. Con esto que acabo de escribir seguro que mañana tendrás, amigo Conrado, a la Policía científica indagando en tu blogs. "Hola queridos inspectores, si leen esto, sepan que quemaría fotos del rey en público si no fuese porque tendré que pagar 300 euros de multa. Pero sepan que lo hago con frecuencia en la intimidad..., ya saben, como Aznar el catalán..."

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Uf uf uf uf uf uf: ya está dicho. Vigilados. Controlados. Ferreamente atados y bien atados. Francia es el principio. La Subbética y aledaños viene después. No me lo tomo a chacota. Es que estamos en el punto de mira. Francotiradores en el router. Nos van a agujerear el navegador. Cuánta razón, llevaís, amigos.