12 de diciembre de 2015

Presentación de Saigón 25

El pasado jueves día 17 tuvo lugar la presentación en la biblioteca municipal de Lucena del nº 25 de la revista Saigón que edita la Asociación Naufragio. En dicha revista aparecen tres microrrelatos míos de la serie Episodios del Insti. Se pueden ver pinchando en el siguiente enlace:
Momento de mi intervención
Más información sobre el acto en el blog de la asociación:

http://acnaufragio.blogspot.com.es/2015/12/presentada-saigon-25-en-lucena.html

Participantes en la lectura y presentación


25 de noviembre de 2015

Día Internacional contra la Violencia de Género

Hoy día 25 de noviembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional contra la Violencia de Género, y en nuestro instituto, entre otras actividades hemos leído en todas las aulas el manifiesto que con motivo de esta efemérides hemos elaborado desde el proyecto intercentros Lucena Ciudad Educadora; y además se ha subido a YouTube un videoclip realizado por alumnos y profesores del instituto y que se puede ver pinchando en este enlace. https://youtu.be/k0nCBD7aK9c

4 de noviembre de 2015

De vuelta al cole

Hoy volvemos mi amigo Juan y yo a enfrascarnos en el río de gente que camina tranquilamente hacia el instituto. No hay prisa, hace calor pues todavía es verano y por ello vamos buscando la sombra. Retorna el murmullo, el ruido de los pasos, los saludos y el silbato del policía en el cruce.
En la acera de enfrente vemos a un profesor que camina rápido, parece que huye de nosotros, ni nos saluda –dice Juan-, seguro que va pensando en sus vacaciones y en las muchas cosas que tendrá que hacer en estas primeras semanas –comento-.
Siempre se quejan de lo mismo, como si nosotros no tuviésemos nada que hacer, y menos mal que he recuperado lo que me quedó para septiembre, que lo mío me ha costado.
- Pero bueno, tras los días de tregua y de
marchón que nos hemos corrido en la feria, aquí estamos de nuevo, así que anda y no te quejes que pronto llegará el otoño, las tardes se harán más cortas y frías y en casi nada, la navidad, pero mientras, como dice mi padre, habrá que apechugar más, que este año es el del “sacrificio”.
- Si habrá que espabilarse –dice Juan- y pensar en lo que se nos viene encima. Todo será correr y estudiar para compensar lo que no hemos conseguido hasta ahora, que la cosa está difícil.
Al cruzar la calle nos encontramos con otros compañeros y cambiamos de conversación, olvidando enseguida nuestras sesudas reflexiones para ahora rememorar los ratos del verano que hemos vivido, y que al menos yo siempre recordaré.



Hoy




19 de agosto de 2015

Crónica del examen perdido


Yendo por la calle camino del instituto José Luis, el profesor de inglés, va pensando que debe darse prisa pues debía imprimir sin falta el control final de 4º de ESO ya que no lo pudo hacer ayer y en estos días los ordenadores de la sala de profesores suelen estar bastante ocupados.
Cuando llega al instituto se va directo al único ordenador que está libre y busca en su cartera su pen drive donde supone que tiene guardado su examen, pero ¡oh sorpresa! no está allí. Busca y rebusca en las distintas carpetas y nada, mal empieza la mañana ¿Y ahora que hago? busca por su taquilla por si lo tuviera en su pen drive de repuesto, pero sin resultado. 
Decide subir al departamento por si acaso lo guardó en el ordenador que tienen allí, pero después de mirar infructuosamente su compañera Esther que andaba por allí poniendo un poco de orden en las estanterías, le recuerda que de vez en cuando suele subir a su carpeta de dropbox algunas cosas y quizá lo haya hecho y ahora no lo recuerda, que últimamente estás algo despistados -le dice-, así que entra en su nube por si acaso, pero nada. Mal sigue el día y lo malo es que tengo que hacer el examen final a cuarta hora, piensa José Luis y son ya las 10'30. 
De pronto recuerda que ayer a última hora estuvo en la biblioteca con Reme, la nueva profesora de Lengua, así que pensó que seguro que se lo dejó allí pues con la charla y con eso de quedar para salir, que ahora las tardes son muy largas, muchas veces se le va el santo al cielo y con esto de que se acerca el fin de curso ya se sabe. Coge la escalera y se percata de que en el rellano hay unos cuantos alumnos. Cómo se nota que se acerca el final del curso que algunos faltan a clase para aprovechar hasta el último minuto, les advierte de que no formen ruido que hay gente en las clases y sigue con su búsqueda. 
Atravesando el patio de la palmera entra en el pasillo que lleva a la biblioteca y se cruza con Eduardo, el compañero de Sociales, que va camino de la fotocopiadora con unos papeles en la mano y tras saludarlo y referirse ambos al olor tan peculiar a hospital que hay allí siempre, le comenta lo que le pasa y éste le dice que a él también le ocurre a veces pero que al final siempre termina apareciendo. 
Sentada a su mesa de la biblioteca se encuentra a Belén, la profesora de Clásicas que está fichando los últimos libros adquiridos, y le pregunta por su pen drive. Por aquí no he visto yo nada esta mañana, le responde, pero es que con tanto papeleo y tantas  cosas que tenemos que hacer estos días, cualquiera se lo ha podido encontrar y llevárselo con intención de devolverlo o algo,  no te preocupes chiquito que ya aparecerá. 
¡Buen consuelo me das! piensa para sus adentros JoséLuis, pero sigo sin solucionar mi problema, y pronto será el recreo y después tengo un examen final.
Vuelve a la sala de profesores un tanto apesadumbrado. Pues en mi casa seguro que no está, piensa. Alguien lo ha tenido que coger, seguro que por error, pero maldito error.
Ya desesperado decide hacer de nuevo el examen y ya está porque el tiempo pasa y no le queda otra. 
De nuevo se dirige al ordenador con el fin de solucionar el problema, cuando de pronto la jefa de estudios entra en la sala de profesores un tanto alterada. Menudo cachondeo se traían algunos alumnos por la calle Peñuelas. No se que pasará pero seguro que ya me enteraré de lo que traman esos de 4º, piensa.
La alarma se despierta en José Luis. ¿Tendrá algo que ver con mi problema?
-¿Qué pasa, ? pregunta.
- Pues que por la calle vienen unos cuantos alumnos y cuando me han visto se han puesto a hablar por lo bajini y eso me escama, con lo alto que hablan siempre, seguro que han hecho algo, sobre todo teniendo en cuenta quienes son.
- Es que están ya con el coco reblandecido por el calor, comenta JoséLuis y sigue a lo suyo.
Pasa el rato y toca el timbre para el recreo. José Luis, que ha reconstruido ya su examen decide ir a la cafetería a tomar un café a ver si se le pasa el mal rato.
- Nunca me ha pasado algo sí, comenta a Mª Jesús, su compañera de la Básica, yo estoy seguro que lo dejé preparado y que lo tenía en mi pen drive
- Últimamente andas un poco despistado, a ver si también, como sueles decir, a ti se te han reblandecido las ideas, que me consta que ayer estuvisteis de parranda y luego pasan estas cosas.
Poco antes de que acabe el recreo Daniel se va para la sala de profesores a recoger sus cosas para comenzar el dichoso examen. Se acerca a la mesa donde se supone que ha dejado su cartera y encima se encuentra una serie de papeles, y en ese momento recibe un whatsApp:
"Querido compañero: como no te he visto en toda la mañana, no he podido darte el ejemplar del examen que hiciste en mi ordenador ayer cuando fuiste a mi casa a prepararlo ya que tu ordenador se había estropeado, como me comentaste que te hacía falta para hoy te lo he imprimido y se lo di a unos alumnos del insti que me encontré por la calle Peñuelas para que se lo entregaran a Felipe para que te lo fotocopiara y no tuvieras que hacerlo tu.  Saludos Pedro".







25 de julio de 2015

Una tarde de playa


El agua del mar roza mis pies en medio de una tarde calurosa sobre la arena.
Las páginas de un libro de Chesterton van pasando algo lentas bajo la sombrilla azul y rosa en que me cobijo hoy.
Las olas indolentes se estrellan en la orilla y se vuelven sin apenas sentirse. La gente charla, toma el sol o pasea y el verano poco a poco nos va envolviendo en una capa invisible de sal.
conforme avanza el día el sol se va ocultando asumo que va a ser hora de irse, guardo mi libro, recojo mi sombrilla y meto una última vez mis pies en el agua para deshacerme de los granos de arena que se han instalado entre mis dedos.

17 de mayo de 2015

Mi intervención en la VI Primavera Poética

El pasado jueves 14 tuve la satisfacción de participar,  junto con mis amigos de Naufragio en la VI Primavera Poética organizada por la fundación Miguel Castillejo en Córdoba. En el patio de dicha fundación recitamos algunos de nuestros poemas acompañados por la magnífica música de Sensi Budia.
Aquí pongo algunas fotos y los poemas que leí, ambos corresponden a mi libro "Del tiempo que va y viene".
.

                             

                                Leo un poema QUE NO ES MÍO
bajo la luz de una lámpara
inclinada sobre el papel.
A mi espalda, los libros
que unas veces me muestran caminos
de la historia pasada y otros,
simplemente me cuentan historias.
Enfrente, carpetas y cajas y más libros
y en la pared pequeños recuerdos
de un tiempo que me dicen
que ayer ya existía un pasado dormido
en imágenes diversas de gentes y vida.
Sobre mi mesa, lápices y bolígrafos,
calendarios y enseres
que en caótico orden
me marcan los días
de trabajo y rutina.
Pero hoy estoy aquí
vagando entre versos
audaces, de palabras reunidas
en las páginas que otros escribieron
y que yo escucho
junto al leve rumor
del paso de las hojas
cuando ya cercana
la noche se vislumbra
a través de la cortina
traslúcida de mi ventana.


NO SÉ SI EXISTEN EL CIELO
y el infierno,
pero siempre nos hablan
de uno y otro
como si la vida
nos fuera en ello.
No sé si están cerca
o se encuentran lejos
pero a veces creo
que vivimos en el limbo
-paraíso de los niños
que aun desconocen
la palabra Dios-.
Y también pienso
que en la vida buscamos
el camino del cielo
por si acaso el infierno
fuera de verdad un sitio malo
donde una hoguera infinita
quemara nuestro cuerpo.
De todos modos ambos
vienen a ser algo así
como mares inmensos
donde nuestros caminos
desembocarán algún día.
Por ello creo yo
que es necesario
no pensar en exceso
en todas estas cosas,
y si acaso,
cuando llegue nuestra hora,
debemos recordar
que hay que elegir
hacia dónde iremos.
Por si acaso, yo,
lo dije antes,
prefiero el cielo,
más que nada
porque no me gusta
jugar con el fuego.

12 de abril de 2015

I Encuentro de escritores de los Pedroches

El sábado día 11 tuvo lugar en Pedroche el I Encuentro de escritores de los Pedroches en el que tuve la satisfacción de intervenir. Con motivo de dicho evento se publicó un libro titulado "Divergentes. 20 miradas sobre Pedroche" donde se recoge un texto de cada uno de los participantes. A continuación pongo mi intervención.
Más información en: 
Y también en el blog Solienses 

Participantes en el encuentro (Solienses)

Momento de mi intervención (Solienses).

En primer lugar quiero dar las gracias a los organizadores de este encuentro por contar conmigo, rodeado de muchos autores que a lo largo de estos años y a través del blog Solienses y otros medios he ido conociendo y de otros a los que espero conocer a partir de hoy, sintiendo una gran satisfacción por participar en mi tierra de un evento de estas características.
Y es que tengo que decir que a veces cuando alguien me ha preguntado si soy poeta yo no he sabido muy bien que responder pues simplemente me considero una persona aficionada a la literatura que ha tenido ocasión de publicar buena parte de lo que ha escrito. Pero todo tiene una historia y esta es la mía.
Como supongo que ocurrió a la mayoría de los presentes, aprendí a leer a los cinco años y desde entonces no he dejado de hacerlo,  y aquí está sin duda una de las causas por las que me decidí a escribir mis primeros poemas durante mi juventud. Al principio leía las lecturas de los libros del colegio y los cuentos y novelas que iban cayendo en mis manos, más adelante comencé a leer la poesía de los clásicos españoles y comencé a escribir mis primeros textos. Pero será en mis años de universidad cuando mi actividad literaria será más intensa escribiendo varios poemarios que bastante tiempo después, en 2003, serán recogidos en el libro “Tres esquinas… y una más”.
Estos poemas muestran influencias de las muy diversas lecturas que llevé a cabo en aquellos años,  de mi propia formación académica, de mis recuerdos, de la vida en la ciudad, de la música de la época e incluso de las conversaciones que muchas veces escuchaba en la calle.
Con un lenguaje sencillo y a través de versos libres fui desarrollando unos temas y unas figuras literarias como la propia ciudad en sí, el mar, el silencio, la luna, la soledad, los recuerdos, la libertad y el tiempo, sobre todo el tiempo, tanto el presente como el pasado.
Durante bastantes años estos textos estuvieron durmiendo en el fondo de un cajón de mi casa, dejé de escribir poesía aunque no la lectura. En esos años trabajo en la prensa local y comarcal y escribo una serie de artículos de opinión que en buena parte serán recogidos, tras el abandono de esta actividad, en el libro “Desde aquí” (Ayuntamiento de Pozoblanco, 1998).
Años después retomo la actividad poética con la elaboración de varias series de haikus que están recogidos en diversos poemarios, aun inéditos, o en algunas revistas y publicaciones como “Lucena en verso” (2007) o rincón del haiku y que me habrían de servir como un ensayo de la actividad posterior.
En 2011 ve la luz mi segundo libro de poesía, “Del tiempo que va y viene”, que supone una culminación de múltiples lecturas de los versos y escritos de poetas amigos, y de reflexiones sobre el tiempo y la distancia; se trata no tanto del tiempo pasado o presente, sino más bien de un tiempo intuido y del por llegar, pero mirando de vez en cuando, como de refilón, hacia atrás.
Actualmente me hallo en una especie de período de revisión de lo hecho hasta ahora, releyendo de vez en cuando lo escrito, o recordando lecturas que en cierto modo habían quedado aparcadas en las tablas de mis estanterías. Al mismo tiempo ando a la búsqueda de nuevos temas para desarrollar.
En los últimos años estoy colaborando en recitales y revistas, sobre todo a través de la asociación cultural Naufragio y su revista “Saigón”, así como del foro literario que un grupo de amigos realizamos una vez al mes.
También he hecho algunas incursiones en la prosa mediante la elaboración de textos de prosa poética (la cuarta esquina de mi primer  libro), algunos relatos y microrrelatos (Episodios del insti, por ejemplo).
Finalmente decir que buena parte de todo esto se puede ver en mi blog “la luna del hereje” de donde se puede descargar la mayor parte de lo publicado por mí a lo largo de estos años, así como algunos otros escritos inéditos.
Muchas gracias.
Portada del libro
Mi poema




8 de marzo de 2015

Restaurar el sistema

Hoy parece no querer funcionar mi ordenador. ni con la contraseña nueva ni con el dispositivo recién instalado; hay problemas con el sotware y el hatware, yo que sé, parece que el mal tiempo ha trastocado el aparato por lo que ni puedo meter las faltas de asistencia ni proyectar el tema previsto para hoy.
Mientras peleo con los letreros en inglés los alumnos no paran de hacer ruido, hasta que uno de ellos me pregunta:
- Maestro ¿ha restaurado usted el sistema?
¿Eso qué es? me pregunto yo para mis adentros, pero por no quedar mal insisto por mi mismo en averiguar que es eso de restaurar el sistema hasta que por fin ¡eureka, lo encontré! y después de un rato todo parece que va a volver a la normalidad, pero de pronto sale en la pantalla el maldito mensaje: "batería baja" y se apaga.
Y ahora sí, ahora no me va a quedar otra que "restaurar mi sistema" y volver a la técnica de siempre.

25 de febrero de 2015

La "bicidisco" (mirorrelato)

Al salir del insti un ruido distinto al habitual nos deja a todos los viandantes anonadados. Por medio de la calle una "bicidisco" se acerca rauda silenciando el murmullo de la gente que a esa hora, como todos los días, se dirige a sus casas tras una larga mañana.
En la esquina los coches que aguardan su turno rivalizan con los silbatazos que el polícia lanza al ciclista, pero éste, con su indiferencia, parece proclamar que es el dueño de la calle.
Sin obstáculo que se lo impida, la "bicidisco" se pierde por la ronda y en un instante todo vuelve a la normalidad. 
Hoy es viernes.

21 de febrero de 2015

Presentación del libro de Luis Ángel Ruíz


Ayer viernes tuvo lugar en la casa de la cultura Lozano Sidro de Priego de Córdoba la presentación del libro Cisnes de Cristal de mi amigo Luis Ángel Ruíz y en la que tuve el placer de participar. El poemario ha sido publicado por el área de cultura del Ayuntamiento de dicha localidad y el acto estuvo organizado por la Asociación Amigos de la Biblioteca.
Más información en 
http://acnaufragio.blogspot.com.es/2015/02/luis-angel-ruiz-homenajea-los-poetas.html

El libro supone un homenaje a un grupo de poetas rusos de la primera del siglo XX, muchos de ellos poco conocidos y que sufrieron el exilio y la represión durante el régimen soviético stalinista. El prólogo a este libro ha sido elaborado por mí y es el que sigue:

En las páginas que el lector tiene entre sus manos Luis A. Ruíz nos muestra a través de sus versos un homenaje a la literatura rusa y en especial a los diversos autores que durante el régimen soviético sufrieron la persecución de los gobiernos autocráticos que desde el ascenso al poder de Stalin vieron sus obras prohibidas, censuradas o lanzadas al olvido del exilio y la deportación.
Muchos de estos autores estuvieron imbuidos de las vanguardias artísticas que se desarrollaron en Europa en el primer tercio del siglo XX y que tan fecundas fueron durante la primera etapa del régimen revolucionario establecido en Rusia a partir de 1917. Son, en definitiva, autores que quisieron escapar del corsé de la literatura social impuesta por el régimen soviético.
Luis Ángel nos muestra en los versos que componen este poemario un juego entre pasado y presente mediante un uso de figuras literarias originales cargadas de intensidad expresiva, audacia formal y complementados con un dominio del lenguaje, rozando con ello en algunos momentos el surrealismo 

Las esporas anunciaban el crepúsculo 
en los helechos turbios. Casi al amanecer 
un ritmo de bandurria atesoraba 
las yemas de barbillas líquidas 
                                                      Por 
                                                     Donde 
                                                    El horizonte 
sopla la dulce flauta de Pan-Dora.

También refleja nuestro autor una cierta nostalgia por el tiempo pasado y por la ausencia de una tierra muchas veces, y sin intención, abandonada -no olvidemos que muchos de estos autores se vieron abocados al exilio exterior o al desarrollo de su labor de forma ajena a su deseo-, lo que nos hace sentir esa fragilidad de los cisnes de cristal a que hace referencia el título.
La sensualidad y el erotismo que están presentes en algunos de los poemas aquí recogidos (florece su jardín púbico / donde flores diversas y perennes / alimentan el granado dulce del deseo) nos lleva a la creencia de un amor intenso en el que el uso de elementos extraídos del clasicismo griego muestran un gran conocimiento de estos autores a los que Luis Ángel quiere mostrarnos a través de unos versos plenos de libertad formal cargado de deseo por recobrar el tiempo perdido en una tierra que nos parece lejana.

Las vagonetas iban cargadas 
                                                             de sufrimiento 
         por los calvos raíles 
                                                            de la hambruna. 
Y sin embargo 
una golondrina, entre los labios de un pope, 
estampó la esperanza en la glotis del Don. 

Este juego entre el pasado ya ido y el tiempo presente también se vislumbra en las referencias al paisaje, más intuido que conocido, pero cercano en la memoria de los autores a los que Luis A. Ruíz nos recuerda en estas páginas.

Irina Bashkírseva Gorenko nació en Voronezh el 23 de julio de 1980. (…) Como en un sueño ligero, casi embrionario, (…) recorrió, en un rapto de penetración histórica, los microsurcos donde se registra la epopeya de un pueblo, hasta 1586, en que fue fundada su ciudad, y observó de lleno toda la inmensidad de una palabra que se extiende desde Polonia hasta Vladivostok, desde el lago Baikal hasta el Ártico. Atravesó los Urales y se sumergió para siempre en la agonía eterna del Cáucaso.

En 

14 de febrero de 2015

Recital de poesía amorosa

El pasado día 12 tuvo lugar en el IES Aguilar y Eslava de Cabra un nuevo recital de poesía amorosa organizado por la asociación Naufragio en el que tuve el gusto de participar recitando un soneto de Francisco de Quevedo titulado "Amor constante más allá de la muerte". 

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra, que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso lisonjera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa;

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán cenizas más tendrán sentido.
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Para más información y vídeo pinchar en el enlace siguiente: http://acnaufragio.blogspot.com.es/2015/02/poesia-joven-y-de-siempre-en-el-recital.html















 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.