27 de septiembre de 2011

Mi nuevo libro.

Ya está en la calle mi nuevo libro de poesía titulado “Del tiempo que va y viene” editado por Wanceulen y Ediciones Moreno Mejías de Sevilla.
Este trabajo está compuesto por varias partes, una primera formada por una serie de poemas que genéricamente se titulan “Poemas del Regreso”, pues suponen en cierto modo esa vuelta a la escritura, aquí retomo algunas de las figuras poéticas de mis anteriores escritos, recordando tiempos y lugares pasados, siendo el tiempo el hilo conductor.
La segunda parte está formada por una serie de haikus que llevan por título “Versos del recuerdo (haikus para un inmigrante)”, y que supusieron en su momento una especie de ensayo sobre este tipo de poemas, sencillos pero a la vez tan completos y a los que durante un tiempo me dediqué tras leer a Issa Kobayashi o Buson entre otros muchos autores.
Y la última parte es la titulada “el camino que nos lleva”, son los últimos poemas que he escrito en los que trato el tema del camino de la vida, ese que uno ha recorrido hasta ahora y al que de vez en cuando mira de reojo.
Espero que aquellos que tengan la oportunidad disfruten con su lectura como yo lo he hecho escribiéndolo.



4 comentarios:

Emilio Calvo de Mora dijo...

Enhorabuena, mi querido amigo. Un libro es siempre un prodigio. Todavía más en estos tiempos de zozobra y de mercadería. Enhorabuena, primero, a falta de hincarle el ojo, por la portada. Estupenda de verdad. Ya tendremos tiempo de hablar del tiempo que va y del que viene, de los haikus (que sabes que no son mi fuerte creativo, pero que leeré gustoso en tu libro) y del camino de la vida, que es el único camino, al cabo. No hay nada delante, ni detrás, ni a la derecha del padre ni a la izquierda del hijo. Hoy, me perdonarás, estoy un poco en ese plan. Un abrazo. Te reitero (por sincero, por merecido, por provechoso) las felicidades por tu nueva criatura.

rafaela r. dijo...

Querido amigo Conrado: ¡Enhorabuena!¿Lo tendremos pronto en las librerías de Pozoblanco? Me gustaría leerlo pronto. Abrazos

José Puerto Cuenca dijo...

Conrado, enhorabuena por este hijo de papel salido de tus entrañas...Como dice Emilio en su blog, ¡hay que tener valor!.

El tiempo es uno de los grandes temas, siempre recurrentes, en la poesía; nuestra prisión terrena y el río que nos lleva y que a veces quisiera uno, impotentemente, detener... La portada me recuerda la relojería de tu paisano Doroteo Amor, todavía en los pueblos hay rincones donde el tiempo, si no se detiene, sí que se remansa y se serena un poco.

Estoy deseando leerlo y estaré encantado de acompañarte en la presentación. Felicidades

Conrado Castilla dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras, espero que podais leerlo pronto y darme vuestra opinión y vuestros consejos.
Querida Rafi, espero que se pueda distribuir en Pozoblanco, sino tendré mucho gusto en enviarte un ejemplar. Saludos.