2 de abril de 2011

Con la primavera.

Con la primavera llegó la noticia tan esperada desde hace tiempo según la cual el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no será el candidato de su partido a las elecciones generales. Como es lógico hay opiniones para todos los gustos, pero sobre todo será la derecha mediática y política la que más caña daran con este asunto, les ha faltada tiempo para repetir su cansina cantinela de que se adelante las elecciones.
Es patético que un partido que ha gobernado este país y aspira a volver a hacerlo no haya sido capaz en ningún momento de estar a la altura que las circunstancias exigían. No se trata de ayudar al gobierno porque sí, pero al menos darle el beneficio de la duda, y eso ha resultado mucho pedirle a la derecha de España que desde el primer momento decretó que Rodríguez Zapatero era el peor presidente de la democracia española (tal vez porque había derrotado contra pronóstico en unas elecciones limpias al lider "carismático" de esa derecha el cual había señalado con su dedo todopoderoso a su sucesor el cual resultó derrotado una segunda vez).
En los últimos días hemos asistido a una de las campañas más duras de la derecha contra un gobierno legítimo, y para ello no han tenido escrúpulo alguno en dar la razón a ETA con tal de desgastar a lo que ellos consideran sus "enemigos" esto es, cualquiera que forme parte del gobierno y que lo esté haciendo razonablemente bien.
Recuerdo que a esta derecha no les gustaba Bibiana Aído porque era joven, mujer y además dirigió un ministerio que les resultaba raro, a Magdalena Álvarez porque hablaba también raro y a los demás porque si. En definitiva se criticaba y se critica cualquier medida que pudiera dar una imagen de sociedad avanzada de nuestro país y si no puews al Tribunal Constitucional.
Su lider "carismático" se dedicó a menospreciar a España y su gobierno allí por donde iba, eso sí, previo pago y tras el consiguiente alardeo de españolidad, mientras desde dentro de su partido y de los muchos medios de comunicación que le son afines o simplemente manejan se le jaleaba. Ahora eso si, explicación de sus actos, ninguno, pero pedir explicaciones a los demás, todas.
En fin, que la noticia del día no por menos esperada ha dejado de levantar espectación y sin duda hará correr ríos de tinta y comentarios en los foros, ahora habrá que ver que pasa pero me imagino que la campaña electoral (no creo en precampañas pues en este país nuestro parece que estemos siempre en esa tesitura) la dureza será grande, pero yo al menos procuraré como siempre, sufrir lo menos posible ese bombardeo, pues la verdad que lo que apetece es disfrutar de esta primavera que acaba de comenzar, y cuando llegue el día de las elecciones, ya veremos. 

8 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Está bien. Que se vaya a dar conferencias sobre Laicismo y Alianza de las Civilizaciones al Kurdistán. Lo único malo de esta fuga, amigo Conrado, es que los que están por venir no son ni por asomo la solución al cataclismo económico ni van a ponernos en órbita en el mundo. Estamos yendo hacia atrás. Nos estamos cerrando. Me estoy poniendo nervioso. Ay me estoy convirtiendo en un pesimista social. Saludos. Nos vemos el martes.

Conrado Castilla dijo...

No se si se irá a dar conferencias, seguro que algo tendrá que decir, pero desde luego que no se dedicará a desprestigiar al gobierno de su país, eso es algo que se ha arrogado en exclusiva el lider carismático de la derecha. La crisis económica no la generó Zapatero, bien es verdad que no la ha gestionado bien, pero luego ha sido valiente y ha tomado medidas impopulares, bien lo sabemos, pero desde luego los que aspiran a gobernar no son la mejor garantía, nunca los salvapatrias lo fueron, y en este país lo sabemos de sobra.

Manuel Guerrero Cabrera dijo...

Hola, Conrado.

Gracias por compartir esta aportación, aunque no estoy de acuerdo en todo. En verdad, a mí me parece que tanto derecha e izquierda se tiran una contra otra y juegan a ver quien muere antes con las botas puestas.
Te confieso que a veces pienso que me gustaría dimitir como ciudadano.

Saludos.

Conrado Castilla dijo...

Gracias Manolo por tu comentario, pero creo que como ciudadanos no debemos renuncíar a decir lo que pensamos ni a elegir lo que creamos más conveniente, en eso consiste la libertad y por ello ahora yo critico a la derecha porque considero que lo está haciendo muy mal como oposición, pero tampoco es que el gobierno y su presidente en particular haya estado a la altura de las circunstancias, pero desde luego no ha usado ese juego sucio y la doble vara de medir que si está utilizando la derecha ahora. Veremos cuando la izquierda esté en la oposición.

Manuel Guerrero Cabrera dijo...

Gracias por la respuesta, Conrado; que no te he dicho nada.

Anónimo dijo...

Por desgranar alguna parte de su reflexión solo entraré en esta. Cuando dice que fue elegido en unas elecciones limpias sin duda habrá olvidado que el 13 de marzo del 2004 el PP fue sometido y acorralado en su sedes. Si, el PSOE ganó las elecciones, pero unas elecciones que fueron condicionadas por los atentados del 11M y que en los días posteriores y sobre todo el día de la jornada de reflexión se vulneró la reglas de juego de nuestra Constititución. Nunca debieron producirse los hechos acaecidos frente a la sedes de un partido político en este caso el PP pero yo digo que ni en las de este ni en las de ningún otro. Lo grave que hoy día 20 de mayo vuelven a repetirse hechos que además de ser ilegales como así lo ha dicho la Junta Electoral Central atenta contra los pilares de un estado de Derecho puesto que no se respeta la Ley.

Conrado Castilla dijo...

No tengo por costumbre contestar a anónimos pero haré una excepción. Si decir que si el PP perdió aquellas elecciones (las encuestas daban empate técnico)se debió en buena medida a la mala gestión que del atentado se hizo y no por el atentado mismo. En cuanto comparar aquellas "presiones" que según dice se ejercieron sobre las sedes de ese partido con el movimiento 15 M es mentir de forma descarada pues sabe que este movimiento es otra cosa distinta y quizá es que la derecha tiene miedo a que sea algo que no puedan controlar.

Ciudadano dijo...

Estamos en el siglo XXI las derechas y las izquierdas ya quedaron atrás. Me parece por lo menos inquientante que los que se empeñan en resucitar viejos fantasmas totalitarios siempre son los "progres", claro para tapar su mala gestión al frente del país y lanzar cortinas de humo, que en eso si que son especialistas...en contraposición a resolver los problemas reales de los ciudadanos.No estoy de acuerdo en nada de este comentario. Eso de derechas, izquierdas para la conducción, que en política está muy transnochado.