8 de agosto de 2016

NUEVAS CRÓNICAS DEL HÉRCULES. EL FOCO DEL VERANO


A estas alturas, como se suele decir, estamos en pleno foco del verano, es decir en el momento álgido de las vacaciones y por tanto las playas están repletas, los paseos marítimos a ciertas horas agobiantes y en los bares y restaurantes de las zonas turísticas apenas se cabe.

Esta tarde hemos bajado a la playa para pasar un rato tranquilos tomando el sol, pero de pronto ha sobrevenido el terral, ese aire calentón que aparece en la costa malagueña y que hace que mucha gente tenga que refugiarse en el interior de bares y restaurantes para evitar el sofoco que supone la atmósfera asfixiante que se produce. La gente se pregunta, sin muchas ganas, como puede surgir de pronto ese calor sin que nadie lo espere,  entrándonos una cierta flojera en el cuerpo, aguantando hasta más tarde de lo habitual, durmiendo apenas.

Pero no pasa nada, en unas horas todo vuelve a la normalidad y al día siguiente bajaremos a la playa y de nuevo la multitud ocupará su tiempo de ocio en bañarse, tomar el sol o simplemente pasar el rato bajo la sombrilla intentando no pensar en exceso en el trabajo que espera tras los días del foco de verano, esos días en que intentamos olvidarnos de la rutina cotidiana a la que volveremos cuando las tardes sean más cortas y las noches algo más frescas. Pero mientras tanto aquí seguiremos, disfrutando de la desidia veraniega y de las vistas, si las tenemos del mar desde nuestra ventana.


No hay comentarios:

 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.