26 de abril de 2011

¿Qué me caerá?

El otro día mientras mis alumnos de 2º Bachillerato A "descargaban parte de su adrenalina" haciendo un examen sobre la Guerra Civil española, y dado el ajetreo que tuve toda la mañana, en aquella plácida tarde se me ocurrió escribir unos versos que titulé ¿qué me caerá? (la pregunta del millón cuando se acerca la hora del examen), que son los que siguen:

Con el calor de la tarde
pienso que el tiempo
se me acabará y no podré
escribir más.
Voy a aprobar este examen,
es el objetivo
que me planteo para hoy.
Llevo varios días
que apenas pienso en otra cosa.
¿Qué me caerá?
Subo la escalera
de la Casa Grande,
no me acuerdo de nada
pero cuando doy la vuelta a la hoja
mi cabeza comienza a bullir y
las palabras fluyen
de mi memoria,
la tinta del bolígrafo
resbala sobre el papel
y se queda pegada allí.
Pasa un buen rato,
toca el timbre,
la suerte está echada,
entrego y me salgo,
bebo un poco de agua
y tranquilo
me marcho a mi casa,
a esperar otros días
y otras hojas de papel
que habré de rellenar,
y cuando dentro de poco
acabe esta etapa
me acordaré de muchas cosas
que encontré en el camino
de este curso agobiante
que me acerca al futuro.

2 de abril de 2011

Con la primavera.

Con la primavera llegó la noticia tan esperada desde hace tiempo según la cual el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no será el candidato de su partido a las elecciones generales. Como es lógico hay opiniones para todos los gustos, pero sobre todo será la derecha mediática y política la que más caña daran con este asunto, les ha faltada tiempo para repetir su cansina cantinela de que se adelante las elecciones.
Es patético que un partido que ha gobernado este país y aspira a volver a hacerlo no haya sido capaz en ningún momento de estar a la altura que las circunstancias exigían. No se trata de ayudar al gobierno porque sí, pero al menos darle el beneficio de la duda, y eso ha resultado mucho pedirle a la derecha de España que desde el primer momento decretó que Rodríguez Zapatero era el peor presidente de la democracia española (tal vez porque había derrotado contra pronóstico en unas elecciones limpias al lider "carismático" de esa derecha el cual había señalado con su dedo todopoderoso a su sucesor el cual resultó derrotado una segunda vez).
En los últimos días hemos asistido a una de las campañas más duras de la derecha contra un gobierno legítimo, y para ello no han tenido escrúpulo alguno en dar la razón a ETA con tal de desgastar a lo que ellos consideran sus "enemigos" esto es, cualquiera que forme parte del gobierno y que lo esté haciendo razonablemente bien.
Recuerdo que a esta derecha no les gustaba Bibiana Aído porque era joven, mujer y además dirigió un ministerio que les resultaba raro, a Magdalena Álvarez porque hablaba también raro y a los demás porque si. En definitiva se criticaba y se critica cualquier medida que pudiera dar una imagen de sociedad avanzada de nuestro país y si no puews al Tribunal Constitucional.
Su lider "carismático" se dedicó a menospreciar a España y su gobierno allí por donde iba, eso sí, previo pago y tras el consiguiente alardeo de españolidad, mientras desde dentro de su partido y de los muchos medios de comunicación que le son afines o simplemente manejan se le jaleaba. Ahora eso si, explicación de sus actos, ninguno, pero pedir explicaciones a los demás, todas.
En fin, que la noticia del día no por menos esperada ha dejado de levantar espectación y sin duda hará correr ríos de tinta y comentarios en los foros, ahora habrá que ver que pasa pero me imagino que la campaña electoral (no creo en precampañas pues en este país nuestro parece que estemos siempre en esa tesitura) la dureza será grande, pero yo al menos procuraré como siempre, sufrir lo menos posible ese bombardeo, pues la verdad que lo que apetece es disfrutar de esta primavera que acaba de comenzar, y cuando llegue el día de las elecciones, ya veremos. 
 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.