17 de mayo de 2015

Mi intervención en la VI Primavera Poética

El pasado jueves 14 tuve la satisfacción de participar,  junto con mis amigos de Naufragio en la VI Primavera Poética organizada por la fundación Miguel Castillejo en Córdoba. En el patio de dicha fundación recitamos algunos de nuestros poemas acompañados por la magnífica música de Sensi Budia.
Aquí pongo algunas fotos y los poemas que leí, ambos corresponden a mi libro "Del tiempo que va y viene".
.

                             

                                Leo un poema QUE NO ES MÍO
bajo la luz de una lámpara
inclinada sobre el papel.
A mi espalda, los libros
que unas veces me muestran caminos
de la historia pasada y otros,
simplemente me cuentan historias.
Enfrente, carpetas y cajas y más libros
y en la pared pequeños recuerdos
de un tiempo que me dicen
que ayer ya existía un pasado dormido
en imágenes diversas de gentes y vida.
Sobre mi mesa, lápices y bolígrafos,
calendarios y enseres
que en caótico orden
me marcan los días
de trabajo y rutina.
Pero hoy estoy aquí
vagando entre versos
audaces, de palabras reunidas
en las páginas que otros escribieron
y que yo escucho
junto al leve rumor
del paso de las hojas
cuando ya cercana
la noche se vislumbra
a través de la cortina
traslúcida de mi ventana.


NO SÉ SI EXISTEN EL CIELO
y el infierno,
pero siempre nos hablan
de uno y otro
como si la vida
nos fuera en ello.
No sé si están cerca
o se encuentran lejos
pero a veces creo
que vivimos en el limbo
-paraíso de los niños
que aun desconocen
la palabra Dios-.
Y también pienso
que en la vida buscamos
el camino del cielo
por si acaso el infierno
fuera de verdad un sitio malo
donde una hoguera infinita
quemara nuestro cuerpo.
De todos modos ambos
vienen a ser algo así
como mares inmensos
donde nuestros caminos
desembocarán algún día.
Por ello creo yo
que es necesario
no pensar en exceso
en todas estas cosas,
y si acaso,
cuando llegue nuestra hora,
debemos recordar
que hay que elegir
hacia dónde iremos.
Por si acaso, yo,
lo dije antes,
prefiero el cielo,
más que nada
porque no me gusta
jugar con el fuego.

 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.