28 de diciembre de 2009

Versos para mandar un sms

1
Con el calor
sumergido en la lectura
bajo una sombrilla
y los pies calientes
sobre la arena.
2
Llueve, llueve
pero apenas cae
el tiempo frío.

3
Oigo ruido
un sms que llega
es Navidad.

4
Letras raras
no entiendo casi nada
esemese...

5
Nada en la calle
casi nadie en la calle
sólo luces y pascueros.

6
Te deseo
muchos regalos
salud, amor
y un poco
de sol.

7
Acabó el verano
Y otro día
rutinario
que voló deprisa.

8
¿Estás a la sombra
de un árbol
de ramas
torcidas
y hojas oscuras?

9
Una nube que
pasa
otra nube que
se va
y a la tercera
¿el sol que volverá?

26 de diciembre de 2009

La ilusión de una nueva navidad.

Esta navidad no está haciendo mucho frío todavía, pero si que está lloviendo y no poco, por lo que el salir a la calle se está conviertiendo casi en una odisea. El cielo grisáceo y el suelo mojado es el panorama que hasta ahora nos podemos encontrar, eso sí con la esperanza de que un día de estos la nubes nos darán una tregua y podremos mirar al cielo sin mojarnos.
A pesar de todo, hay mucha gente en la calle y en las tiendas muchos padres van buscando los juguetes que los Reyes Magos habrán de traer a sus hijos o a sus parientes con el agobio que a veces supone el no poder apenas circular por las calles estrechas del centro de Lucena o por entre las filas formadas por las estanterías repletas de género.


La ilusión de los niños que aún creen en los Reyes y la de los mayores que aún queremos creer en ellos y que ya tuvimos un aperitivo con la lotería (y con la consabida frase de que otro año será), se traduce en un aumento de los gastos, a veces excesivos; también en un cierto sentimiento de solidaridad con los que viven peor que nosotros con lo cual de alguna manera parece que mitigamos nuestra, en cierto modo, mala conciencia por ese consumismo en que nos sumergimos por estas fechas.


Pero a pesar de todo, creo que tenemos derecho a esa cierta dosis de ilusión que nuestros padres nos han ido inculcando como elemento de una tradición vital que con el paso de los años se va convirtiendo en un elemento más del transcurrir de los días, llevándonos de nuevo hacia estos días que, nos guste más o menos, no deja de reflejar de nuevo la ilusión de una infancia ya pasada para nosotros, pero que sigue viva en nuestros hijos.
Para aquellos que tengan a bien leer estas letras, quiero desearos una ilusionante navidad.

12 de diciembre de 2009

Una experiencia nueva.

Este curso, junto con mis alumnos de 4º de ESO, hemos decidido participar en el programa de El País de los Estudiantes. Cuando se lo propuse, la mayoría del grupo decidió de forma podría decir que entusiasta, participar e incluso desde ese momento comenzaron a hacer propuestas, algunas muy interesantes como por ejemplo recoger información sobre la situación que atraviesan muchas familias lucentinas a causa de la crisis y que se refleja en las colas que se forman en las puertas de las parroquias de la localidad para que Caritas y otras asociaciones repartan bolsas de alimentos. También la cultura, el medio ambiente, el entorno cercano y el deporte tienen cabida en el períodico que queremos elaborar.
Pienso que estos chicos y chicas de 15 a 16 años, y no sólo ellos, están mostrando un grado de conocimiento de la realidad que les rodea mayor de lo que muchas veces creemos y esto es algo que quizá deba llevarnos a pensar y a valorar más a nuestra juventud.
Creo que este tipo de experiencias que tan bien han acogido mis alumnos, siempre son positivas pues de este modo las clases pueden hacerse más fluídas y cercanas a la realidad cotidiana del lugar donde viven y de las gentes con las que se relacionan.
Todos tienen muy claro que lo prioritario es estudiar y sacar adelante su curso, pero también que el instituto no debe ser sólo eso, de ahí que me haya llevado una agradable sorpresa cuando mi propuesta fue tan bien acogida. Ahora nos queda lo más duro que es realizar el trabajo que nos hemos propuesto. Los primeros pasos ya están dados, ahora hay que llegar a la meta en el tiempo previsto.
 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.