29 de noviembre de 2008

Jornadas de Historia de Lucena 2008.

Con el título de "Lo lucentino y los lucentinos en el exterior de Lucena" se están realizando en nuestra localidad las jornadas de historia que bianualmente organiza la Fundación Pérez Solano y el Ayuntamiento. En estos días han intervenido numerosos estudiosos de la historia local para tratar sobre diversos personajes de relevancia que habiendo nacido aquí, por una causa u otra habían destacado fuera, e incluso algunos que aún están, afortunadamente, vivos como los artistas Isabel Jurado y Rafael Aguilera sobre los que hoy se ha desarrollado una de las ponencias, con ellos presentes en el acto.
Yo mismo he participado en estas jornadas con una modesta aportación titulada "Aproximación a la economía lucentina en el tránsito del siglo XIX al XX. Aportaciones a la economía andaluza y cordobesa"; en ella recojo algunos aspectos de la evolución económica de nuestra localidad en un momento de tránsito entre las dos centurias, en el que considero que se ponen las bases del desarrollo económico de la ciudad, que si bien avanzará muy lentamente a lo largo del siglo XX, hoy, pese a la crisis, ha alcanzado cotas importantes.
Con estas jornadas, poco a poco se va colocando una pieza más del puzle que conforma la historia de Lucena, si bien es verdad que considero necesario una obra global sobre la historia lucentina que muestre los distintos aspectos de la evolución histórica de la localidad, que huya de los esterotipos y de los tópicos más propios de "eruditos" que de estudiosos de la Historia.
Quizá con el tiempo ...

22 de noviembre de 2008

Educación Vial.



El otro día cuando en clase de Educación para la Ciudadanía estuvimos hablando de educación vial me di cuenta de que debo ser un "rara avis". Expuse a mis alumnos como ejemplo dos hechos que yo mismo había visto o incluso había vivido en los últimos días y que son los siguientes:

1. Estando parado en el semaforo en rojo que hay en la puerta del Instituto me adelantó una moto que se saltó dicho semáforo y luego giró hacia la derecha pero eso sí metiéndose por la rampa de la acera sin molestarse en ver si venía gente o no por la misma (evidentemente, y dado que eran las 8'24 de la mañana había muchos peatones).

2. Cuando me disponía a recoger a mi hijo del colegio estaba buscando aparcamiento (tarea árdua en aquel momento y lugar) cuando me encuentro a dos personas mayores que venían de la cercana residencia del Valle andando con bastante dificultad por medio de la calzada, ya que las aceras estaban ocupadas por los vehículos. Ante esto, me paro y espero a que dichas personas pasen, en ese momento, una señora en un coche negro que viene en sentido contrario , se queda practicamente pegado al mio, y cuando pretendo seguir adelante y le pido por favor que retrocediera un poco pues no podía pasar me responde con bastante malos modales que también podría yo irme para atrás. Ante esto y no apeteciéndome en absoluto discutir con tan maleducada señora seguí mi camino.

Respuestas casi unánime de mis alumnos y alumnas:

A la primera: "ese tio está loco"; "y hombre no iba a dar la vuelta con lo lejos que estaba la esquina para eso está la rampa".

A la segunda: cuando les pregunto que le sugiere el hecho expuesto y que habrían hecho ellos me dicen que ellos se hubiesen bajado del coche y le habrían dicho cuatro cosas.

Alguno hubo que no estaba de acuerdo con estas respuestas, pero resignadamente reconocía que era lo habitual.

Moraleja: no estoy preparado para impartir clases de educación vial, y lo poco que sé no vale nada.

16 de noviembre de 2008

El libro de las Aguas


Hace poco ha sido estrenada la película "El libro de las aguas", basada en la novela homónima de Alejandro López Andrada. Parece que las críticas han sido buenas, aunque me parece a mí que la película no llegará muy lejos visto como está el panorama cinematográfico en nuestro país, no obstante, si llegan a echarla en Lucena iré a verla.

Tuve el gusto de leer la novela a poco de ser publicada y tengo que reconocer que me gustó mucho, y me llevé una grata sorpresa pues era mucho mejor que las otras que había leído de este autor. Con unos valores estéticos parecidos a los de sus otras novelas y con el uso, que no abuso, en este momento de determinadas figuras literarias que resultaban un tanto reiterativas en las obras anteriores de Alejandro, considero que esta es sin duda su mejor novela, tanto por el tema como por la forma, por la manera en que retrata a nuestra tierra, los Pedroches, el propio título, y sobre todo algo que no había percibido en sus publicaciones anteriores, es una novela muy cinematográfica, muy adecuada para llevarla al cine, así que espero que haya suerte con la película. Y aunque todavía no la he visto y por tanto no puedo opinar de ella, si que recomiendo la novela.

14 de noviembre de 2008

Presentación de la Historia de Lucena en comic, una muestra más de cultura espectáculo.


Recientemente fue presentada la Historia de Lucena en comic, una obra editada por el Ayuntamiento de Lucena y algunas empresas privadas de la localidad. La obra en sí tiene sus virtudes como por ejemplo mostrar una visión bastante completa de la andadura histórica de Lucena, con datos bastante exactos y sin caer demasiado en los tópicos, eso sí, adaptada y bastante bien a los niños. Se trata por tanto de una obra sería y bien hecha. No podía ser de otra manera teniendo en cuenta la seriedad y la capacidad de trabajo del autor de los textos, esto es, Luis Fernando Palma Robles (y no es por hacer la pelota).

Muy interesante y bien montada la representación de la escuela de Teatro Duque de Rivas.

Sin embargo hay varias cosas que no me gustaron del acto de presentación: en primer lugar creo que sobraron algunos de los que intervinieron, pues no aportaron gran cosas, más bien el figurar.

En segundo lugar, el hecho de que las invitaciones enviadas a los centros educativos fueran sólo para el anfiteatro, con lo que los que estuvimos allí nos perdimos parte de la magnífica representación pues se hacía fuera del escenario o en el borde, lo que supuso una incomodidad para los que estábamos allí, esto es, los profesores y profesoras de Lucena. Pienso yo que sí está dirigido a nuestros jóvenes estudiantes, ¿no hubiese estado bien haber tenido un detalle con sus profesores y haberles buscado un lugar mejor en el pequeño teatro Erisana?

Por lo demás, el acto, una muestra más de cultura espectáculo de la que tanto gustan nuestros ediles.

5 de noviembre de 2008

LUCENA, EL TERMÓMETRO ROTO DE LA MADERA

Este es un artículoque apareció hace unos meses en el períodico el Público (el 12-05-2008), y es muy interesante pues define muy bien la situación económica actual de Lucena.

Los rumores de despidos corren de boca en boca entre los 42.000 habitantes de Lucena. Enclavado en pleno corazón del olivar cordobés, este pueblo andaluz tiene fama por su carácter industrial y emprendedor, pero estos días la sombra de un futuro incierto acongoja a sus habitantes: “Se oyen burradas, se habla de cientos de despidos” dice Antonio, vecino y encargado del Mercadona local.
No está descaminado. Según los responsables locales de empleo, de las 465 empresas dedicadas a la madera en Lucena, 306 –es decir, el 66%– están inmersas en procesos de despido o regulaciones de empleo que afectan a unos 600 trabajadores, el 14%, de los 4.200 empleos que sustentan el sector. Lucena “es el termómetro de la madera”, dice Javier Espinosa, presidente de la Unión de Empresarios de la madera de Córdoba, que acaba de despedir a dos de sus empleados como primera medida ante la caída de sus ventas.
Una visita a la ciudad deja claro que la preocupación se ha apoderado del ambiente. La industria de Lucena se especializa en el mueble y si no se venden pisos, tampoco los muebles para llenarlos. A Francisco Muñoz, gerente de Don Provenzal, las ventas se le han desplomado un 40% desde que se inició la crisis del ladrillo a la vuelta del pasado verano.
Y no sólo se destruyen empleos. Cada vez se trabajan menos horas. Ayer, como quien dice, los camiones hacían cola a la puerta de las fábricas esperando a cargar. Hoy, no se ve prisa entre los operarios. Algunos están utilizando la jornada laboral para reducir los despidos. Es el caso del Grupo NF. “Nuestra producción ha caído en torno a un 20% y para evitar en lo posible los despidos, hemos llegado al acuerdo de reducir la jornada y la nómina de forma equivalente”, explica Manuel Nieto, el socio encargado de la gestión empresarial.
Esa caída de ingresos de los trabajadores, que unos y otros cifran en torno al 20%, y la falta de confianza en el futuro explican también lo que se vive en el potente comercio local. Lucena es un pueblo, pero allí no hay marca sin su concesionario de vehículos y están los más prestigiosos hipermercados. El gerente de Mercadona aporta las cifras: “Antes, la media de gasto por carro era de 25 euros y ahora, de 21”. Los lucenses rebuscan en las estanterías en busca de lo más barato: “Se mira mucho la peseta, la alegría ha desaparecido”.
Lo que de verdad asusta a las empresas es la actitud de los bancos. Ellos no manejan efectivo, venden a las tiendas de muebles y reciben a cambio letras a 90, 120 ó 180 días. Negocian con los bancos líneas de descuento contra la que cargan dichas letras para poder pagar sus nóminas. Y ahora los bancos han empezado a rechazar ese papel comercial. La queja es generalizada. “Nos están estrangulando”, dice Muñoz desde Don Provenzal.
 
Licencia Creative Commons
La luna del hereje por Conrado Castilla Rubio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.